Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Qué es la concentración muscular?

¿Qué es la concentración muscular?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A menudo hemos mencionado en las páginas de Vitónica término la concentración muscular, algo que a puede ser sencillo de entender pero quizá no es tan fácil de aplicarlo a la hora de realizar nuestra rutina de pesas.

¿Cuántas veces no hemos sentido mayor cansancio en los tríceps cuando hacemos pecho? Lo mismo para los biceps y antebrazos al trabajar espalda; ¡y qué decir de los codos cuando le damos una buena carga a los hombros!

La concentración muscular es una de las bases del entrenamiento de pesas y no es mas sentir el trabajo en la zona deseada por medio de la tensión, contracción y estiramiento de los músculos en cada uno de los movimientos. Esto mediante ejercicios que logren aislar los músculos secundarios aplicando el esfuerzo en la zona deseada.

Es importante decir que hay muchos que prefieren realizar ejercicio aislantes pero intensificar el entrenamiento, pero eso pocas veces sirve si no logramos concentrar el esfuerzo desde un principio; logran sentir la carga, dolor, ardor, congestión en la zona que estamos trabajando.

Entonces, si es tan difícil, ¿cómo consigo la concentración muscular? A decir verdad no es tan complicado, pero se requiere de práctica, paciencia y algunos tips que son básicos que ahora comento.

  • Prepárate mentalmente: Esto es algo que a mi me ayudó mucho en mis inicios. Cuando vayas camino piensa en lo que será tu rutina, hazte a la idea de que le exigirás a tu músculo el máximo y buscarás en todo momento romper la mayor cantidad de fibras musculares por medio de la concertación muscular.
  • Cuida el peso: Lo hemos comentado ya en otras ocasiones, el peso no lo es todo y en exceso nos puede llevar a perder la idea principal de esto: romper fibras. Si el peso que estás cargando te obliga a falsear y el ejercicio se siente en todos lados excepto en la zona que estás trabajando, te recomiendo dar un paso atrás y bajar la carga.
  • Calentamiento efectivo: lo hemos mencionado varias veces, el calentamiento nos ayuda a preparar los músculos. Una buena sesión previa con poco peso para el músculo que estás a punto de entrenar te ayudará a prepararlo y decirle a tu cerebro donde tiene que sentir el rigor de la rutina.
  • No hay concentración muscular si no estás con la cabeza en el entrenamiento: este es un error muy común, entre cada serie pensamos en los problemas de la oficina, casa o en que hay que realizar la despensa. Cuando estés en cada repetición pon todos tus sentidos en ello, concentra tu mente y movimiento en la tensión de tu músculo.
  • Técnica: la técnica es la base de la concertación muscular, no hay ejercicios de aislamiento que funcionen si no se hacen correctamente. Recuerda, primero despacio, de poco peso a más. Eso te ayudará a perfeccionar la técnica y poco a poco incrementar el número de microroturas.

Es importante recordar que la base de la musculación es la alimentación, lo hemos dicho, pero un buen entrenamiento donde se ejerciten los músculos adecuadamente en fusión con la comida son los que te llevarán al éxito.

Imagen | marcsiegert En Vitónica México | ¿Por qué me duelen los músculos?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio