Publicidad

El estilo cervecero Barleywine: todo lo que necesitas saber sobre este tipo de cerveza

El estilo cervecero Barleywine: todo lo que necesitas saber sobre este tipo de cerveza
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El estilo cervecero Barleywine es una de las cervezas más fuertes, intensas y complejas. A pesar del nombre este estilo no es un vino y no está fermentado con el jugo de la uva. Se denomina de esta manera basado en la complejidad y la graduación alcohólica (entre 8 y 12% ABV) que se asemeja a la de un vino.

La historia de la cerveza en ocasiones es algo borrosa y se entremezclan algunos estilos, el Barleywine no es la excepción. Para hablar de este tipo de cervezas antes tenemos que viajar en el tiempo, a Inglaterra a inicios del Siglo XVIII.

En ese tiempo existían básicamente dos tipos de cerveza: mild y stock. La primera hacía referencia a cervezas jóvenes y stock se refiere a cervezas que se almacenaban, añejaban en barricas y reposaban ahí por meses incuso años antes de salir a la venta. Ambas cervezas eran fabricadas exactamente con la misma receta, la diferencia entre una y otra era la cantidad de lúpulo que se agregaba, usualmente las stock eran las que llevaban mayor dosis de lúpulo por sus cualidades como conservador.

Así nació la primera mención al estilo Barleywine

Estilo Cervecero Barleywine

La cerveza se vio beneficiada por los avances tecnológicos así como el uso de diferentes tipos de ingredientes. En el caso de las cervezas fuertes se elaboraban con diversos ingredientes así como diversos porcentajes de maltas. Estas cervezas en Inglaterra fueron conocidas por diferentes nombres (Burton ale, stock ale, old Ale, etc.). Parece ser que la primera vez que se hizo mención del término barley wine fue a mediados de 1800 por una cervecería conocida como Bass que en ese tiempo se encontraba trabajando en diferentes cervezas fuertes pero el Barleywine original era conocido como No. 1, un nombre corto para una gran cerveza.

Se piensa que la cervecería Bass como tal no inventó un nuevo estilo, más bien le dio el nombre a estas cervezas fuertes de alta graduación.

Fue aproximadamente después de las guerras mundiales en donde las cervezas Barleywine se dividieron de las old ale, estos importantes sucesos tuvieron impacto en la producción de cerveza haciéndolas más ligeras; extrañamente las Barleywine fueron las únicas que mantuvieron su intensidad.

El estilo Barleywine es relacionado con cervezas de temporada. Las cervecerías suelen hacer el lanzamiento de estas cervezas en los meses fríos, por lo que se les asocia como cervezas de invierno por su complejidad e intensidad.

¿Qué puedes esperar de este tipo de cervezas?

Son intensas, podría decir que son un escaparate de la malta que nos dará sabores complejos que pueden ir desde corteza de pan, dulce de leche, caramelo, melaza, frutos secos negros como ciruela pasa. Al ser una cerveza que se añeja puede tener rastros de oxidación (es de las pocas cervezas que se espera tener oxidación, ya que esté elemento está relacionado con la producción de sabores no deseados en cervezas más ligeras) o envejecimiento que nos pueden dar recuerdos como a aporto.

Son cervezas que el amargor puede ser moderado pero con el paso del tiempo pueden dar impresión de dulzor. En cuanto a cuerpo usualmente serán cervezas plenas y sedosas con cierto calentamiento por la graduación alcohólica.

Este estilo se recomienda consumir a una temperatura “fresca” entre 10 y 12 °C, son cervezas para beber con tiempo y poco a poco. Mientras pasa el tiempo y van tomando temperatura irán abriendo, dando paso a aromas y sabores más intensos y complejos. Por la complejidad sugiero acompañar un Barleywine de algún postre o algún queso intenso que por las características de la cerveza tienen toda la intensidad para resistir alimentos complejos y potentes.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios