Publicidad

Historia de la cerveza artesanal: el estilo Porter

Historia de la cerveza artesanal: el estilo Porter
1 comentario

Publicidad

Publicidad

En el mundo de la cerveza existen muchos estilos. Cada uno de ellos, con características particulares en sabor, aromas, ingredientes. Muchos incluso tienen historias que se remontan cientos de años atrás. Es el caso del estilo Porter, que seguramente te han sugerido al visitar una cervecería artesanal y que quizá no lo sabías, pero es el primero de los estilos industriales. Surgió hace aproximadamente 300 años y su historia es digna de que la conozcas bebiendo una pinta llena de dicha bebida espumante.

Para poder entender un poco más sobre el estilo hablamos con nuestro experto en cerveza, Richie Castro, quien nos contó muchos detalles interesantes sobre el tema. Para que tú también los tengas claros, nos remontaremos a la Edad Media. En ese tiempo la mayoría de cervezas eran de color café, pero comenzaron a desaparecer cuando las cervezas Porter llegaron en el siglo XVIII. Para 1800 las cervezas cafés estaban extintas.

¿Cómo se hacían inicialmente estas cervezas?

Baltic Porter Cerveza8

En ese entonces las cervezas eran acondicionadas en toneles. Las Porter no eran la excepción. En el proceso éstas se mezclaban con otras cervezas que habían estado reposando en diferentes recipientes. En ocasiones la bebida, al ser almacenada, se acidificaba por los microorganismos alojados en la madera de los toneles. Además se les adicionaban maltas cafés que no eran estables, por lo que presentaban un color irregular, así como sabores tostados, carbonizados e incluso ahumados por el tipo de combustible que utilizaban para secar la malta.

Este estilo fue de los primeros en verse beneficiados con los avances tecnológicos de la época. Uno de los más importantes –no solo para las Porter, sino para el resto de las cervezas– fue el tambor de rostizado, creado en 1817 por un hombre llamado Daniel Wheeler. Gracias a este invento se pudo homologar el secado y tostado de las maltas y se creó una malta totalmente negra conocida como Black Patent, responsable de aportar el característico color a las cervezas negras.

Adicionalmente al tambor de rostizado se introdujo el termómetro de mercurio y la máquina de vapor, lo cual hizo posible la fabricación de la bebida a mayor escala.

Fue alrededor de 1820 cuando las Porter finalmente comenzaron a ser totalmente negras. Los cerveceros de Dublin acogieron estas maltas y dejaron de utilizar las cafés. De hecho, la famosa cervecería Guiness comenzó elaborando Porter, antes de su famosa Stout.

Con el paso del tiempo las cervezas Porter comenzaron a ser más intensas y robustas, al grado que se referían a ellas como Stout Porter. El término Stout significa fuerte, así que la palabra tenía como objetivo hacer énfasis en la potencia de la cerveza. Luego la gente comenzó a nombrarla solo como Stout, hasta que finalmente Porter desapareció de esa denominación y se abrió camino como un nuevo estilo.

No fue hasta la mitad de 1970 que este estilo (como muchos otros) fue rescatado del olvido, gracias al movimiento de la cerveza artesanal que se estaba gestando, así como a la legalización de Homebrewing. Solo de esta forma estilos que ya estaban extintos pudieron renacer.

Clasificación dentro de las Porter

En la actualidad el Beer Judge Certification Program (BJCP) clasifica tres Porter que, aunque podrían parecerse, ya que cuentan con una base de ingredientes parecidos como las maltas tostadas, cada una de ellas cuenta con características particulares que las hacen un estilo diferente.

Hablamos de las Porter inglesas, americanas y Baltic Porter.

  • Porter inglesas
Ea944daa0116d76ae8232ce59bb6181c

Son las porter originales. Cuentan con sabores de la malta que recuerdan a pan, bizcocho, y un tostado que puede dar recuerdos a chocolate y café, acompañado de un carácter a caramelo y nuez con un amargor medio.

Si te interesa probar este estilo, busca Fuller’s London Porter o Samuel Smith Taddy Porter. Ambas etiquetas son inglesas, de mucha tradición.

  • Porter americanas
Img03947 20140719 2114

Es una adaptación hecha por Estados Unidos, en la cual hacen una adición mayor de maltas tostadas, un poco más de amargor de lúpulo y un poco más de alcohol. Sus características pueden ser: carácter alto de malta ligeramente quemada con sabores más marcados a café y chocolate, como soporte algo de sabor a pan y caramelo con amargor medio alto y más seca que la Porter Inglesa.

Si quieres probar esta cerveza, Sierra Nevada Porter o Anchor Porter son una gran opción.

  • Baltic Porter
Dpws D7x4aannma

Fueron una adaptación de los países bálticos. Comenzaron como cervezas de fermentación Ale y con el paso del tiempo las cervecerías adaptaron su recetas para hacer uso de levadura Lager. En este estilo podemos encontrar un complejo perfil de malta, que se puede percibir al inicio. Es algo dulce, con notas a café, carácter licoroso, así como caramelo, nuez, melaza y frutos rojos como ciruelas. Posee un amargor bajo. Esta cerveza tiene un rango de alcohol entre 6.5 y 9.5%.

Si te interesa probar este estilo, Baltika #6 es de un precio accesible y representa bien al estilo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios