Publicidad

El impacto de la perdida de peso y la necesidad de recuperarlo

El impacto de la perdida de peso y la necesidad de recuperarlo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La ciencia esta llena de preguntas por responder y una de ellas es porque el cuerpo se resiste a perder peso. Recientemente me encontré con artículo, en donde realizan un fascinante experimento que muestra como las personas tienden a comer más cuando se encuentran en un déficit calórico, por ejemplo unas 700 calorías al día.

La perdida de peso esta ligada a una "respuesta de estado de hambruna" que genera una resistencia a perder peso. De acuerdo a esto, es la razón de porque este proceso es difícil y en muchas ocasiones temporal.

Ya sea un caso de obesidad o sobrepeso, la respuesta es la misma y el peso perdido puede ser recuperado. Una razón clave para esto, es que al perder peso, disminuyen los niveles sanguíneos de la hormona leptina, activando un proceso negativo conocido como respuesta de hambruna.

Esta respuesta induce a consumir más calorías y reducir su gasto, rellenando los almacenes de grasa. La respuesta de hambruna incluye un aumento de apetito, ser mas susceptibles a la comida y una disminución del gasto calórico, disminuyendo el metabolismo.

En el estudio, se utilizó una droga llamada canagliflozin en 242 personas con diabetes tipo 2 y obesidad. Esta sustancia provoca que se pierda glucosa a través de la orina y es usada para mejorar el control de glucosa sanguínea en Diabetes. La perdida de glucosa es aproximadamente de 90 gramos al día, cerca de 360 calorías.

Los investigadores hicieron su prueba con un placebo y la droga real, sin embargo ni ellos, ni los pacientes tuvieron el conocimiento de quien tomó y quién no la droga. Después de un año, se analizaron los resultados que este estudio logró. Se convirtió en una inesperada prueba mental donde revelaba la voluntad de los pacientes y como el cerebro responde a los cambios de peso corporal.

Los investigadores, después del año, estimaron la ingesta calórica del grupo que tomó canagliflozin y la del grupo placebo. También estimaron el gasto calórico y el cambio del apetito con una típica pérdida de peso.

El grupo que tomó canagliflozin perdió en el transcurso del estudio 3.5 kg. El grupo placebo perdió menos de un kilo. Los investigadores concluyeron que debido a que el grupo con la droga perdió peso, la respuesta de hambruna entro en acción incrementando su ingesta calórica en un promedio de 100 calorías al día con el objetivo de recuperar el peso perdido.

De acuerdo a esto, los investigadores compararon su estudio con el típico programa de weight watchers, en donde observaron este patrón cuando se cambia la dieta y el estilo de vida. En los primeros seis meses los usuarios experimentan la mayor perdida de peso, posteriormente, se tiende a recuperar el peso perdido en la otra mitad del año.

El déficit calórico al día fue de 700 calorías, sin embargo, los participantes aumentaron la ingesta calórica. Analizando sus encuestas dietéticas, los investigadores concluyeron que para evitar este efecto se podría hacer un déficit de calorías no mayor a 600 calorías al día.

Seria bueno que este tipo de investigaciones se realizarán en personas sin alguna condición medica presente, como en este caso fue la Diabetes. No cabe duda que los mecanismos biológicos están presentes, sin embargo una fuerza de voluntad férrea, alimentada por la convicción de llevar un estilo de vida saludable pueden ser de ayuda para lograr la meta. También, podemos observar que el déficit calórico debe ser moderado para evitar que la "respuesta de hambruna" haga su aparición.

Vía | sthephanguyenet

Imagen | Michael Uebler
En Vitónica México | Dejar de comer después del mediodía, podría ayudar a perder grasa
En Vitónica México | ¿Qué es la dieta 80/20? ¿Por qué todo mundo habla de ella?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios