Compartir
Publicidad

Los errores sanitarios más comunes en la cocina

Los errores sanitarios más comunes en la cocina
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cocina es uno de los lugares de la casa donde tenemos que tener más cuidado para evitar intoxicaciones o enfermedades gastrointestinales. Un simple error en el manejo de la comida puede causar graves consecuencias en la salud. Complementando algunos consejos de seguridad, el día de hoy hablaremos sobre los errores sanitarios más comunes en la cocina.

Aunque muchas recomendaciones parezcan obvias, muchas veces las pasamos por alto o no nos damos cuenta de los errores que estamos cometiendo. Sobre todo en esta época del año, cuando las temperaturas se elevan, debemos de poner especial atención ya que las bacterias crecen con mayor facilidad.

  1. Probar la comida almacenada para ver si todavía está bien. En estos casos siempre es mejor primero guiarte por el sentido de la vista y del olfato, sin embargo es casi imposible detectar con los sentidos si un alimento tiene bacterias. Cuando almacenes comida, ponle una etiqueta para que sepas cuando lo guardaste y si contienen algún ingrediente de fácil descomposición.
  2. Poner carne cocida en un plato que contenía carne cruda. Siempre utiliza platos diferentes para carne cocida y carne cruda, lo mismo aplica para pollo y pescados.
  3. tabla cortar
  4. Usar la misma tabla para picar verduras/frutas y carnes. Para reducir el riesgo de contaminación cruzada, lo mejor es tener tablas exclusivas para carne y otras para vegetales, puedes comprarlas en diferentes colores para identificarlas más fácilmente.
  5. Descongelar los alimentos a temperatura ambiente. Las bacterias se pueden multiplicar muy rápido a temperatura ambiente, lo mejor para descongelar, si tienes tiempo, es dejar la comida en el refrigerador. Otros consejos son colocarla en agua fría o utilizar la función para descongelar del microondas.
  6. Dejar enfriar la comida antes de refrigerarla. Las bacterias causantes de enfermedades pueden crecer en los alimentos perecederos en dos horas, a menos que los refrigeres. Siempre refrigera tus alimentos antes de que permanezcan dos horas a temperatura ambientes (si vives en un clima muy caluroso, reduce el tiempo a una hora).
  7. Dejar ensaladas con aderezos lácteos a temperatura ambiente. Cuando tenemos una carne asada o una fiesta al aire libre, es común dejar la comida en la mesa por periodos largos. Generalmente este tipo de reuniones se realizan cuando el clima es cálido, así que se debe de tener cuidado con los dips y con los aderezos a base de lácteos. No deben de permanecer sin refrigeración por más de una hora. Lo mejor es mantener este tipo de alimentos sobre un recipiente con hielos.
  8. mezcla galletas
  9. Probar la mezcla sin cocinar de galletas o pasteles. Admito que de todos los errores que aparecen en esta lista, es el que casi siempre cometo. Los huevos sin cocinar pueden contener Salmonella, por eso siempre es una mala idea consumir huevo crudo.
  10. Marinar carne o pescado a temperatura ambiente. Siempre que marines carne, pollo o pescado, debes de refrigerarla.
  11. No lavarte las manos. Probablemente este error es obvio, pero muchas veces se pasa por alto. Los gérmenes de las manos pueden contaminar la comida que estas preparando. Lava las manos con agua y jabón, tallando por lo mínimo 20 segundos.
  12. Pescadería
  13. En el supermercado, comprar pescado y mariscos inmediatamente al llegar. Lo mejor es dejar el departamento de carnes al final de tu ruta en el supermercado, sobre todo si tienes planeado comprar pescados o mariscos, ya que son uno de los alimentos más sensibles a la temperatura.
  14. Ir a otro lugar después de ir al supermercado. Si tienes una larga lista de cosas por hacer, ve al supermercado hasta el último. La comida refrigerada tiene que estar el menor tiempo posible sin refrigerar. Dejar las bolsas del súper dentro de la cajuela eleva su temperatura considerablemente.
  15. No lavar la esponja o fibra. La esponja sirve para lavar los platos y los utensilios de cocina, pero puede almacenar partículas de comida que ocasionan que se desarrollen bacterias. Si utilizas la lavadora de platos, la puedes lavar con el resto de los artículos o humedecer y meter al horno de microondas en potencia alta por un minuto. Reemplaza frecuentemente.
  16. Fibras
  17. Dejar alimentos sensibles a la temperatura en la puerta del refrigerador. No todas las partes del refrigerador enfrían de la misma forma. Es importante mantener los alimentos que tienen mayor probabilidad de desarrollar bacterias, como huevos, pollo y leche, en las áreas más frías. La temperatura en áreas como la puerta, que se abre y se cierra constantemente, tiende a fluctuar, y por lo tanto no es el mejor lugar para ese tipo de alimentos.
  18. Almacenar las sobras de comida por tiempo indefinido en el refrigerador. No por estar refrigerados significa que los alimentos ya preparados duran más. Recuerda la regla 2-4-4: todos los alimentos deben ser refrigerados dos horas después de ser cocinados, se deben de almacenar en recipientes de cuatro centímetros de profundidad para acelerar el proceso de enfriamiento, y se deben de consumir en cuatro días máximo. Si sabes que no los vas a consumir en ese tiempo, mejor congela los alimentos.

Como puedes ver son consejos muy fáciles de seguir una vez que los conoces y estás consciente de ellos. La gran mayoría se basa en la organización y la planificación. Ojala y te sirvan estas recomendaciones para evitar enfermedades infecciosas relacionadas con la comida.

Imágenes | miss pupik | Riebart | SuperFantastic | momentcaptured1 | Horia Varlan |

En Directo al Paladar México | Consejos de seguridad en la cocina
En Directo al Paladar México | Consejos de seguridad alimentaria para el Mundial 2014

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio