Compartir
Publicidad

Consejos de seguridad en la cocina

Consejos de seguridad en la cocina
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cocina es quizá, la zona en la que más peligros hay en una casa, ya que encontramos en ella cuchillos y tijeras con filo, productos que fácilmente arden como el aceite, utensilios calientes, líquidos hirviendo y desde luego fuego, así que para evitar contratiempos en la cocina, hoy quiero darles algunos consejos de seguridad para esta área.

Cuando hablamos de seguridad en la cocina, lo primero que se nos viene a la mente son las cortaduras ocasionadas por los cuchillos y las quemaduras, ya sea por líquidos calientes o por poner la piel en contacto directo con ollas y sartenes. Si bien es cierto, esos son accidentes frecuentes y graves, sólo son algunos de los riesgos que nuestra cocina esconde.

Vístete para cocinar

vestimenta-cocina.jpg

Muchos de ustedes estarán acostumbrados a usar un mandíl en la cocina para proteger la ropa, lo cual es una buena costumbre, pero no basta, pues hay otros factores que influyen en nuestro bienestar. Así, que lo primero que les sugiero, es usar zapatos cerrados de piso, no sólo para proteger los pies de los cuchillos que caen o del agua hirviendo, sino para proteger la espalda baja del dolor provocado por pasar mucho tiempo cortando alimentos.

Otro consejo, es usar ropa de fibras naturales, puesto que la ropa sintética se puede fundir fácilmente en la piel cuando entra en contacto con el fuego. También debemos evitar la ropa muy suelta, pues puede alcanzar una llama y recogernos el cabello, no solo por higiene, sino porque también facilmente puede quemarse.

Si vamos a usar el horno, hay que darle un sí a las mangas largas, por mucho calor que tengamos, puesto que estas protegerán a los antebrazos de quemarse al tocar el horno.

Evita la contaminación cruzada

lavar-manos.jpg

Son dos los consejos principales para evitar la contaminación cruzada de los alimentos. El primero y más importante es lavarse las manos con jabón a menudo. El segundo, es contar con dos tablas de cortar: una para carnes crudas y otra para los demás alimentos.

Pero hay que entender cuando ocurre la contaminación cruzada, y eso sucede cuando los jugos de las carnes crudas entran en contacto con los alimentos que ya no serán cocinados. Además de las tablas de cortar, los lugares más sucios de la cocina pueden contribuir a este riesgo y son: la manija de la puerta del refrigerador, el fregadero, la puerta del horno y el microondas principalmente, por lo que hay que limpiar estas áreas con la misma frecuencia con la que se limpian los mostradores y mesas de la cocina.

Evita las temperaturas de riesgo

temperatura-alimentos.jpg

Las bacterias crecen fácilmente en temperaturas que van de loas 4ºC hasta los 60ºC, por lo que es importante revisar regularmente la temperatura del refrigerador, así como la temperatura interna de las carnes ya preparadas. Técnicamente, las enfermedades que se transmiten por los alimentos se producen más fácilmente a través de carnes crudas que de carnes cocidas, sin embargo, hay que cuidar que en cuanto los guisos estén fríos éstos se metan al refrigerador, para evitar que en estos crezcan también las bacterias.

Por otro lado, las proteínas crudas pueden estar de forma segura fuera del refrigeración por hasta 4 horas, pero debes considerar el tiempo en que los trasladas hasta el momento en que lo cocinas. Nuevamente, lo mejor es refrigerarlos o cocinarlos tan pronto lleguen a casa.

Maneja con cuidado los incendios provocados por grasa

incendio-cocina.jpg

Los incendios en los que el aceite y otras grasas están involucrados deben manejarse con cuidado. El instinto seguramente nos dirá que hay que echar agua sobre el fuego para apagarlo, pero esto puede ser un grave error que puede llevarnos a la muerte, puesto que la mezcla de agua con fuego de aceite puede provocar una explosión, lo mismo que si intentamos con azúcar o harina. Un poco de bicarbonato de sodio puede ayudar, pero no siempre lo tenemos a la mano, así que la manera más segura para extinguir este tipo de incendios es sofocándolos, usando una tapa que no sea de vidrio sobre la olla o sartén en llamas o bien, llamar al número de emergencia.

Con estas pequeñas acciones, más mucho cuidado y sentido común, podremos mantenernos a salvo en la cocina y evitar accidentes, intoxicaciones o peligros mayores. No los eches en saco roto.

En Flickr | USDAgov | State Farm | Arlington County | ollesvensson | homerebuilders

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio