Publicidad

Guía para recalentar comida

Guía para recalentar comida
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Creo que a todos nos ha pasado que al preparar una receta nos sobra comida, o es posible que preparemos una receta más grande para tener comida para toda la semana. Sea cual sea la situación, siempre tenemos que recalentar algún platillo. Pero si quieres que conserve su sabor y textura, sacar el tupperware del refrigerador y meterlo al microondas no siempre es la mejor opción.

Es cierto que algunos platillos lo puedes recalentar en el microondas y quedan bien, pero en otros es necesario usar la estufa y existen otros que nunca se deben de recalentar. Para que no te confundas, aquí encontrarás una recopilación de algunas técnicas de recalentamiento.

Antes de recalentar comida

Cuando vayas a guardar comida, es muy importante que tengas en mente que los alimentos perecederos se deben de refrigerar lo más pronto posible después de ser cocinados. Las bacterias pueden desarrollarse en los alimentos dentro de las primeras dos horas sin refrigeración (en lugares donde la temperatura ambiente alcanza los 32°C se recomienda que el tiempo sin refrigeración sea de una hora).

congelados

La comida refrigerada debe de ser recalentada máximo cuatro días después de su preparación. Si se trata de comida congelada lo mejor es que se utilice antes de cuatro meses. Al recalentar asegúrate de que todo el platillo se haya calentado muy bien.

Principios básicos para recalentar comida

Agrega agua. La mayoría de la comida, sobre todo las pastas, el arroz, los granos y las raíces, absorben líquidos al refrigerarse. Antes de recalentarlos, especialmente si usas el microondas, rocía un poco de agua sobre la superficie de estos alimentos. Conforme el agua se calienta se convierte en vapor y ayuda a hidratar la comida, previniendo que se reseque más. También he escuchado que colocar una toalla de papel mojada sobre la comida tiene el mismo efecto. De lo contrario te quedara un platillo seco, duro y chicloso.

arroz

Tapa la comida. Primero, siempre que refrigeres comida asegúrate de que está bien tapada o bien envuelta. Si vas a recalentar en un horno convencional lo mejor es cubrir la comida la primera mitad del tiempo de recalentado. Esto permite que el horno caliente el recipiente, después puedes destapar para que se caliente de forma uniforme.

Revisa constantemente. Si utilizas el horno de microondas, recuerda que este aparato calienta muy rápido pero de forma desigual. A la mitad del tiempo, retira la comida del microondas, destápala con cuidado, revuelve y regresa al horno. Si no lo revuelves, tendrás secciones frías y secciones muy calientes.

No uses el horno de microondas para comidas con varios perfiles de humedad. Es decir, recalentar en el microondas un platillo que debe de ser crujiente por fuera y húmedo por dentro no es la mejor opción. Por eso el pan, pollo frito y pizzas,entre otros, deben de ser recalentados en el horno convencional o en el horno eléctrico. La tecnología que utiliza el microondas hace que las áreas crujientes pierdan su textura y se humedezcan.

Los platillos que si puedes recalentar en el microondas son aquellos que son uniformemente húmedos como pastas, arroz, verduras al vapor y sopas.

microondas

Agrega algo fresco al platillo recalentado. Para reavivar un platillo recalentado puedes agregarle un ingrediente fresco como un poco de jugo de limón, queso rallado, una cucharita de crema o de salsa, perejil o cilantro picado, entre otros.

La mejor forma de recalentar cuatro platillos

Lo peor que le puedes hacer a una pizza es recalentarla en el microondas. Si quieres conservar su textura y sabor, mejor calienta una sartén a fuego bajo, coloca la rebanada de pizza y tapa. Calienta por 3-4 minutos o hasta que el queso se derrita. Destapa y calienta hasta que la costra este crujiente, 2-3 minutos.

Las sopas las debes de recalentar en una olla a fuego medio. Para evitar que se evapore demasiado puedes agregar ¼ o ½ taza de agua, cuando este caliente la vuelves a sazonar.

pizza

La carne y el pollo recalentados nunca sabrán igual que recién hechos. Una forma para tratar de conservar su sabor es, cortar o rasgar la carne en pedazos pequeños. Calentar un poco de aceite en una sartén a fuego medio, saltear la carne hasta que esté caliente, unos 4-5 minutos aproximadamente. Puedes hacer lo mismo con las verduras.

Para recalentar productos de pastelería, lo mejor es usar un horno. Tienes que precalentarlo a 180°C. Si se trata de unos muffins, los dejas tapados alrededor de 15 minutos y 3 minutos adicionales sin tapar. Un pay de frutas lo debes de cortar en rebanadas y recalentar po 8-10 minutos. Si quieres recalentar hot-cakes, lo mejor es un horno tostador o un simple tostador de pan.

Después de leer estas recomendaciones, podemos decir que la regla básica es: si inicialmente se cocinó en la estufa, recaliéntalo en la estufa. De igual forma, si se cocinó en el horno, recaliéntalo en el horno.

La única excepción a la regla es con el huevo, café o té, al parecer nadie recomienda recalentar estos productos.

Imágenes | armigeress | lisaclarke | N1NJ4 | kthread | KaiChanVong |

En Directo al Paladar México | Razones por las que la comida de avión suele saber mal
En Directo al Paladar México | Seguridad alimentaria, un punto en el que México necesita crecer

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios