5 técnicas esenciales para preparar y cocinar kale o col rizada para ensaladas, sopas, guisos y más

5 técnicas esenciales para preparar y cocinar kale o col rizada para ensaladas, sopas, guisos y más
Sin comentarios

El mejor método para preparar la col rizada o kale, dependerá del plato que estés preparando. Antes de cocinar la col rizada, lava las hojas y retira la nervadura gruesa del centro. Una de las ventajas de este vegetal, es que resiste bien la cocción y conserva su volumen mejor que muchas otras verduras de hoja verde.

Un poco más acerca del kale

Se trata de un miembro de la familia Brassica (y un pariente de la brócoli y el repollo o lechuga). Tiene cantidades significativas de vitaminas A, C y K, así como una gran cantidad de otros nutrientes, como el hierro y el calcio.

¿Cuáles son las mejores formas de preparar kale y por qué?

Kale Col Rizada Tecnicas Guisos Sopas Alimentos Cocina
El kale o col rizada posee una gran cantidad de vitamina y minerales y además funciona como una excelente base para ensaladas o sopas.

La verdad es que puede ser confuso saber cómo preparar col rizada que no está destinada a una ensalada, ocurre con frecuencia, pero con estos consejos tendrás más opciones.

"Siempre trato de incluir más variedad de verduras, ya que son un pilar para una vida larga y saludable", dice Bailey Ruskus, chef que cocina alimentos para veganos en su libro "Cook. Heal. Go Vegan!", y agrega que usa cualquier oportunidad de agregar kale o col rizada a un plato.

Si estás buscando orientación y opciones sobre cómo incorporar el kale o col rizada en tus recetas de cocina, estas son algunas opciones muy prácticas y deliciosas:

Cómo preparar col rizada para cocinar

Antes de usar cualquier método asegúrate de preparar tu kale o col rizada para cocinar: lávala para eliminar la suciedad, los desechos o los insectos que puedan estar escondidos en las hojas. Querrás quitar el tallo de la col rizada cortando o tirando de las hojas de la nervadura central dura, que puede ser amarga, difícil de masticar y difícil de digerir.

Método 1: vaporizar

La col rizada al vapor se hace de manera rápida y permite que la verdura conserve su textura deliciosa, su sabor y su color brillante, siempre y cuando no se cocine demasiado.

"Puedes cocinar col rizada al vapor en una cesta de vapor tradicional con una pulgada de agua durante unos 45 a 60 segundos", explica Ruskus en su libro y agrega un tip bastante bueno: "Finaliza con unas gotas de limón, sal y pimienta negra que es perfecto para usarla como una guarnición simple".

Sirve la col rizada al vapor sola o agrégala a ensaladas, tazones, batidos o jugos, sándwiches o platos que requieran espinacas al vapor. La col rizada al vapor también se puede congelar y usar hasta seis meses después.

Método 2: hornéala

Hornear o asar el kale o la col rizada permite que las hojas se tuesten y les da una textura diferente y más crujiente que la que se obtiene salteando o cociendo al vapor.

Puedes hornear una bandeja de col rizada en rodajas como guarnición de vegetales u optar por convertir las hojas en chips.

"Nada es mejor que un chip de col rizada crujiente para comer solo o para agregar como un aderezo crujiente a un plato", explica Ruskus en su libro.

Para preparar unas chips de col rizada fáciles, rocía los trozos grandes de hojas de col rizada sin tallo con aceite de oliva de alta calidad, sal y ajo en polvo, luego hornea a 325 grados Fahrenheit durante 15 a 20 minutos mientras giras las hojas en el horno a la mitad para fomentar una cocción uniforme.

Método 3: saltéala

Según la chef Ruskus, saltear el kale o col rizada funciona en casi cualquier plato salteado de la misma manera que lo haría la espinaca. "Este método es rápido y fácil y solo toma alrededor de un minuto para ablandarse y marchitarse". A diferencia de las espinacas, la col rizada conserva gran parte de su volumen, lo que significa que no necesita tanto para llenar tu sartén.

Simplemente corta la col rizada o kale, luego agrégala a una sartén con un poco de aceite de cocina a fuego medio-alto. Vuelve a introducir la col rizada en el aceite, añadiendo un toque de ajo picado y una pizca de sal para sazonar.

Usa este método para incluir col rizada en un rollo de tofu con kale y un poco de curry amarillo o incluso en un plato de pasta... las opciones son infinitas.

Método 4: añádelo directamente a las sopas o guisos

Dado que el kale o col rizada es parte del mismo grupo de verduras que incluye la lechuga o repollo, se puede usar de manera similar en sopas y guisos gracias a su dureza.

La col rizada o kale se puede agregar a casi cualquier sopa o estofado que necesite un refuerzo de vegetales (como una sopa de verduras, por ejemplo).

"Esta es una forma muy sencilla de agregar col rizada a un plato sin tener que pensar demasiado en el proceso de cocción", explica Ruskus. "Simplemente retira las hojas de los tallos, córtalas en trozos pequeños y luego agrégalas a la sopa".

Ruskus prefiere agregar la col rizada como último paso con la estufa apagada, lo que ayuda a conservar algo de textura y color, pero ciertamente se puede agregar antes si lo prefieres con un bocado más suave.

Método 5: masajear y comer crudo

El método de masaje de hojas es un truco de preparación, para aquellos que quieren que la textura de la col rizada quede ligeramente cocida sin tener que exponer la verdura al calor, conservando su estado natural y resaltando su sabor.

"Aunque este no es un método de cocción, considero masajear la col rizada de la misma manera que lo hago para saltearla", explica Ruskus en su libro. "Cuando agregas un poco de jugo de cítricos y sal mientras masajeas el kale, puedes romper esa pared celular dura y marchitar fácilmente la hoja. Usa cualquier ácido, como cítricos (limón o naranja) o pruébalo con vinagre.

Una vez que hagas esto, harás que la col rizada sea menos amarga y más fácil de comer. Usa este método para ensaladas: así podrás usar menos aderezo y disfrutar del carácter y del sabor natural de la col rizada.

Consejo rápido: si bien el kale rizado es de un verde muy robusto, Ruskus desaconseja masajearlo como parte de la preparación de la comida, ya que puede hacer que las hojas se empapen si la dejas demasiado tiempo. Disfruta de la col rizada con la técnica de masaje tan pronto como esté lista para obtener un sabor y una textura óptimos.

Hojas De Kale Col Rizada Cocina Tecnicas Alimentos
El kale además de ser considerado un superalimento, se puede cocinar de varias formas para otorgarle un sabor y textura diferente a tus alimentos.

El kale o col rizada es una verdura muy adaptable que se puede preparar de diversas maneras. Dependiendo de cómo se cocine, puede variar en textura, color e incluso sabor. Ya sea al vapor o salteada, horneada en chips crujientes, agregada a sopas o simplemente masajeada con sal y un toque de aceite de oliva, puedes disfrutar fácilmente de ella en cualquier estilo que se adapte a tu estado de ánimo.

En Directo al Paladar también puedes leer| Cómo hacer leche de almendras suave y cremosa en la licuadora de manera fácil y rápida| Guía para conocer los mejores (y los peores) aceites para cocinar, desde el aceite de oliva hasta el de aguacate y ajonjolí|

Temas
Inicio