Compartir
Publicidad

La ciencia detrás de tomar agua

La ciencia detrás de tomar agua
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos sabemos lo importante que es tomar agua durante el día, lo más común es que nuestra meta sea tomar 2 litros de agua al día. Pero pocas veces ponemos atención al momento y a la situación en la que debemos de tomar agua. Estos factores, pueden ayudar al cuerpo a absorber el agua más rápido y a mantener a nuestro cuerpo hidratado por más tiempo.

Si consideramos que un adulto promedio bebe 2 litros de agua al día, y le añadimos 5 litros de las secreciones de la saliva, páncreas, hígado y el tracto gastrointestinal, se puede decir que unos 7 litros de líquido entran diariamente al tracto gastrointestinal. El 90% de esos líquidos, se absorben en el intestino delgado, menos de 1 litro de agua es absorbida en el intestino grueso y, 100 ml de agua es absorbida por las heces para ser excretadas.

El agua viaja de forma similar a la de los alimentos sólidos en el cuerpo. Pero en lugar de ser digerida, el agua se absorbe desde el momento que la tomas, y conforme pasa por el tracto digestivo hasta los intestinos. Las paredes del intestino delgado, están cubiertos de vellosidades, y cada vellosidad tiene muchas microvellosidades. Estas vellosidades sirven para crear una superficie de área más grande, permitiendo que sea más fácil absorber mucho más minerales y nutrientes, tanto del agua como de los alimentos. De ahí pasan al torrente sanguíneo.

Agua

¿Debo tomar agua con el estómago vacío o lleno?

El cuerpo humano puede tardar entre 5-120 minutos en absorber toda el agua y llevarla al torrente sanguíneo. La gran diferencia en el tiempo de absorción se debe a diferentes factores. Por ejemplo, cuando tienes el estómago vacío, el agua se absorbe en tan sólo 5 minutos, pero se absorbe más rápido después de un entrenamiento intenso, a tu cuerpo le urge hidratarse y enfriarse.

No existe una diferencia en la velocidad de absorción dependiendo de la temperatura del líquido, al parecer eso de que el agua fría se absorbe más rápido es un mito. Y obviamente, la tasa de absorción es más lenta cuando el estómago tiene mucha comida. En este caso, el agua viaja junto con la comida, pero se absorbe hasta después de la que comida es digerida, así que se puede tardar hasta unos 45 minutos. Por eso no es recomendable tomar agua después de la comida.

ejercitandose

¿Cuál es el mejor momento para tomar agua?

Siempre es bueno iniciar el día con un poco de agua, lo recomendable es tomar aproximadamente 2 tazas de agua en ayunas para reponer a tu cuerpo. Treinta minutos antes de cada comida, además de que tu cuerpo la absorberá más rápido, te dará una sensación de estar lleno, lo que evitará que comas de más. Evita tomar mucha agua durante las comidas.

Si comiste una comida muy pesada o muy salada, beber un vaso de agua tibia puede ayudar a que digieras mejor la comida. Si bebiste alcohol durante el día, lo recomendable es que tomes 1-2 vasos de agua antes de dormirte, para que le ayude a tu cuerpo a eliminar el alcohol de tu organismo.

Al momento de hacer ejercicio es súper importante mantenerte hidratado. Los expertos recomiendan tomar 2 tazas de agua, dos horas antes de realizar una actividad física, y mientras te ejercitas, debes de tomar sorbos pequeños cada 15-20 minutos. Al terminar, debes de beber 2 tazas y media de agua, por cada kilo perdido en el sudor.Cuando tengas los labios o la piel seca, es una señal que te manda tu cuerpo para que tomes agua. Otro indicador de deshidratación es cuando el color de tu orina es amarillo oscuro.

botellas agua

¿Cuál es la forma correcta de beber agua?

Lo mejor es que distribuyas tu consumo de agua durante todo el día, permitiendo que sea un consumo lento y constante. También puedes incluir frutas y verduras, por su alto contenido de agua. Cuando estés tomando medicamentos, es importante que incrementes tu consumo de agua, de esa forma le ayudarás a tu cuerpo a eliminar las toxinas.

Es importante tomar agua tanto en clima cálido, como cuando hace mucho frío. Mucha gente piensa que es más fácil deshidratarse en verano, pero la realidad es que en invierno nuestro cuerpo puede deshidratarse de igual forma. Debes de mantener tu consumo de agua, sin importar el clima.

Cuando tengas mucha hambre después de comer, en lugar de ir por unas papas o unas galletas, mejor toma un vaso de agua. Muchas veces la deshidratación se confunde con hambre. Y obviamente asegúrate de que tu agua está libre de impurezas y está bien filtrada.

Vía | Health Works

Imgénes | Wisconsin Department of Natural Resources | Department of Foreign Affairs and Trade | Ana Ulin | Steven Depolo |

En Vitónica México | Consejos para incrementar tu consumo de agua de manera saludable
En Vitónica México | ¿Sabes la diferencia entre agua y jugo de coco? ¿Y entre leche y crema?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio