Compartir
Publicidad
Publicidad

El plátano macho: un ingrediente para platillos dulces y salados

El plátano macho: un ingrediente para platillos dulces y salados
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las variedades de plátano que consumimos con mucha frecuencia en México es el plátano macho, que a todos nos encanta comer frito, bañado con leche condensada y un poco de mermelada. En algunos lugares también se atreven a usarlos con platos salados, como estos Bisteces de res con plátano macho o el tradicional pollo costeño del estado de Veracruz.

Esto nos demuestra que son un fruto muy versátil, y solo falta conocerlos mejor para usarlos en nuestra comida de manera frecuente. Eso si, hay que tener en cuenta que es una fruta tropical que contiene un mayor contenido de almidones si lo comparamos con el plátano tipo Tabasco.

También varia en su nivel de dulzura, pues el del plátano macho va cambiando durante sus diferentes de etapas de maduración. En general, el plátano Tabasco es más dulce durante cada etapa. Por supuesto está el factor tiempo, pues el plátano macho se madura a un ritmo mucho más lento debido a su menor humedad. La buena noticia, es que podemos usarlo en cualquiera de estas etapas.

Verde

Plátano macho

Durante su fase verde, el plátano macho es firme y amiláceo, al grado de tener una cantidad de almidón similar a las papas. La mejor manera de usarlos en esta etapa es freírlos para hacer unos tradicionales tostones, aunque también podemos hacer una refrescante sopa de plátano o unas chips horneadas. Hay incluso quien se atreve a hacer una falsa pizza con base de plátano macho.

Semimaduro o Pintón

Plátano macho

En esta otra etapa de maduración el plátano macho cambia a un color amarillo parejo y son ligeramente más suaves que en su etapa verde. Aún conteniendo cierta cantidad de almidón,** son perfectos para usarlos machacados**, como por ejemplo las ricas tortitas de plátano macho rellenas de queso.

Maduro

Plátano macho

En esta fase el plátano macho, completamente amarillo tiene ya muchas manchas oscuras, entre cafés y negras. Como bien sabemos, se sienten realmente suaves al tacto y tienen un sabor dulce muy marcado. Es el que usamos para unos plátanos fritos. Desde luego, en esta etapa también podemos usarlos para algunos platillos salados como los que ya hemos mencionado o asados con queso y por qué no, unas croquetas de plátano macho y camarón.

Completamente maduro

Plátano macho

En esta última etapa de maduración el plátano macho es completamente negro y excesivamente suave. Su estado es tal que muchos podríamos pensar que está en mal estado y debe desecharse, pero nada más lejos de la realidad. En esta etapa, lo encontraremos mucho más dulce, por lo que es ideal para preparar muchos postres, incluirlo en pasteles, brownies o hacer unos plátanos caramelizados al ron

Para finalizar, quiero puntualizar que el plátano macho podemos utilizarlo en nuestra comida como utilizaríamos cualquier vegetal, pues su versatilidad y sus diferencias en cada étapa de madurez nos lo permiten. Sin olvidarnos de que podemos aprovecharlo como fruta en su etapa más dulce.

Imágenes | srithequack, Sara J., Brian Johnson & Dane Kantner, Vegan Feast Catering, RD

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio