Publicidad

Trombofilias y embarazo

Trombofilias y embarazo
Sin comentarios

Es posible que muchos desconozcan el término trombofilia, y esa es la intención de este artículo, crear conciencia sobre esta condición. Se trata de un desorden en la coagulación de la sangre que se caracteriza por la formación de coágulos. Muchas personas lo pueden tener sin enterarse, sin embargo es común que se desencadene frente a una alteración hormonal como el embarazo. En las mujeres embarazadas existe una tendencia natural hacia la formación de coágulos, pero si no existe un freno a esta situación natural, los coágulos pueden convertirse en un problema.

En el embarazo, los coágulos pueden obstruir las arterias uterinas y disminuir la cantidad de flujo sanguíneo que le llega al bebé. Las complicaciones gestacionales relacionadas con este trastorno son abortos tempranos, parto prematuro, restricción del crecimiento intrauterino, desprendimiento prematuro de placenta y preclampsia. La mayoría de las mujeres con trombofilias tienen embarazos saludables, pero las trombofilias pueden causar problemas para algunas mujeres embarazadas.

Las trombofilias pueden ser adquiridas o hereditarias. Las trombofilias adquiridas por lo general tienen un origen autoinmune. En estos casos el cuerpo produce anticuerpos antifosfolipídicos que causan tendencia a la hipercoagulabilidad e inflamación. Otras trombofilias adquiridas pueden relacionarse con trastornos en la dieta o cuadros de malabsorción, como en la enfermedad celíaca.

ADN

Las trombofilias hereditarias pueden ocurrir por mutaciones en ciertos factores de la coagulación de la sangre o por deficiencias hereditarias de factores inhibidores de la coagulación. Incluyen deficiencia antitrombina III, deficiencia de proteína C, deficiencia de proteína S, resistencia a la proteína C activada (factor V Leiden), mutación G20210A de la protrombina y la mutación MTHFR del gen C677T e Hiperhomocisteinemia. Estas anormalidades genéticas tienen en común que provocan disrupciones del sistema de coagulación generando un riesgo trombótico especial, ya sea en el embarazo, durante el uso de anticonceptivos hormonales, tratamientos de fertilización asistida, o en la terapia de reemplazo hormonal en la menopausia. Los caucásicos tienen una tasa más alta de trombofilias genéticas que otros grupos raciales.

Se estima que estos desordenes de coagulación afectan al 10 por ciento de la población, y sin embargo poco se conoce sobre el tema. Se detecta a través de un estudio de sangre específico, pero por lo general, a menos que hayas perdido dos o más bebés, no existen recomendaciones médicas establecidas para realizar el estudio a mujeres en edad fértil. Además se trata de un estudio algo costoso.

Una vez diagnosticado, el tratamiento es utilizar anticoagulantes, generalmente heparina o enoxaparina (Clexane), así como aspirina de dosis baja durante todo el embarazo y en algunos casos unos meses después del parto. Sin tratamiento, las probabilidades de tener un bebé sano se reducen al 20 por ciento, en cambio con el tratamiento adecuado las posibilidades aumentan a un 85-90 por ciento de éxito, al mismo tiempo que se reducen las tasas de complicaciones vasculares gestacionales.

Clexane

Algunos países están trabajando para ayudar a detectar y pagar el tratamiento de mujeres con trombofilias. El 23 de noviembre de 2016, el Senado de la Nación Argentina aprobó el Proyecto de Ley para incluir el diagnóstico, tratamiento y demás prestaciones correspondientes a las trombofilias en mujeres embarazadas dentro del Plan Médico Obligatorio. Sin embargo un mes después, el gobierno vetó la ley debido a que el Grupo Cooperativo de Hemostasia y Trombosis considero que la trombofilia no es una enfermedad, sino un factor de riesgo. Además alegaban que se realizarían un montón de estudios indiscriminados a mujeres jóvenes y sanas.

Es importante volver a aclarar que no todas las mujeres con trombofilia va a tener complicaciones de embarazo, pero si has tenido algún problema de coagulación en la sangre, tienes antecedentes familiares de trombofilias y buscas embarazarte, una recomendación sería platicar con tu médico sobre la posibilidad de hacer pruebas para detectar la enfermedad. Actualmente en México ningún tipo de seguro, público o privado, cubren este padecimiento.

Imágenes | edgarholguin | University of Michigan School of Natural Resources & Environment | Kai Schreiber |

En Vitónica México | El embarazo cambia el cerebro de una mujer hasta por dos años
En Vitónica México | El aborto espontáneo y el embarazo ectópico pueden ocasionar estrés postraumático

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios