Publicidad

Realmente ¿Qué significa el número en una báscula?

Realmente ¿Qué significa el número en una báscula?
Sin comentarios

Aunque la lectura de la báscula es sólo un número, es un número que puede cambiar nuestro humor, para bien o para mal, sobre todo si estamos haciendo una dieta para bajar de peso. Sin embargo ese número no necesariamente es un reflejo exacto de la perdida de grasa. Entonces ¿qué significa el número en una báscula?

Nuestro peso corporal está sujeto a diversos cambios, si conocemos las diferencias que pueden llevar a cambios en los dígitos de la báscula, es posible que tengamos una mejor relación con ella y tengamos una pérdida de peso más satisfactoria.

Se puede decir que la fórmula del peso que aparece en la báscula es algo así: Peso de la báscula = Peso real + Peso Variable. El peso real es lo que realmente pesas y el peso variable es un valor que se suma o se resta al peso real debido a diferentes circunstancias. Se dice que la variación en el peso variable puede ser un 4 por ciento por arriba del peso real y un 2 por ciento por debajo del peso real. Los principales factores que hacen que nuestro peso fluctué son:

  • El almacenamiento de glucógeno. Esto depende de nuestro consumo de carbohidratos. Por cada gramo de carbohidratos que el cuerpo almacena por la vía del glucógeno, también almacena tres gramos de agua. Si consumes muchos carbohidratos tu peso estará en la parte superior del peso variable y viceversa.
  • Retención de agua/ disminución de sodio. Si consumes mucho sodio, seguramente retendrás agua. Por el contrario si consumes poco sodio, liberaras líquido. Este proceso está regulado por la hormona aldosterona que se encarga de mantener en equilibrio los niveles de líquido en el cuerpo.
  • Ciclo menstrual. Las mujeres retienen agua durante su ciclo menstrual.
  • Deshidratación
grafica.jpg

Al pesarnos en una báscula, muchas veces parece que los cambios en los números son aleatorios. Una de las razones es que el glucógeno es más volátil que la grasa; la pérdida de grasa ocurre de forma gradual mientras que el glucógeno cambia rápidamente.

Cuando estamos a dieta muchas veces es difícil seguirla al pie de la letra todos los días. Si un día comemos en exceso, es más probable que almacenemos mucho más glucógeno y veamos un cambio hacia arriba en el número de la báscula. Generalmente el aumento en el peso se debe al agua que almacenamos, además la retención de agua nos hace ver más gordos que la grasa. Si solo te saliste un día de la dieta, recuerda que esta fluctuación en la báscula es temporal.

Los cambios en el espectro inferior del peso variable son muy claros en las personas que siguen una dieta Paleo o ketogénica. Observan una rápida pérdida de peso al llevar una dieta baja en carbohidratos, es decir a una disminución en el almacenamiento de glucógeno. Algo similar ocurre cuando empezamos una dieta para bajar de peso y reducimos el consumo de carbohidratos.

Como puedes ver, la lectura de la báscula está determinada por muchos factores que hacen que el peso fluctué hacia arriba o hacia abajo.

Vía | Dick Talens

Imágenes | Doc Searls | Jennifer Morrow |

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios