Compartir
Publicidad

Las leches no lácteas, saludables y fáciles de preparar

Las leches no lácteas, saludables y fáciles de preparar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los alimentos más populares en nuestra dieta, sobre todo durante nuestra infancia es y ha sido durante muchos años la leche, aunque en los últimos tiempos han aumentado la cantidad de personas que están en contra de su consumo, lo que ha provocado que las leches no lácteas o veganas se hayan convertido en una tendencia que crece más día con día.

Una de las ventajas de este tipo de leches alternativas es que además de saludables son realmente fáciles de preparar a partir de ingredientes como el coco, la avena, las almendras y otros frutos secos. Por ello, hoy les invitamos a conocer más sobre este tipo de bebidas.

Tipos de leches alternativas

Coconutmilk

Quizá, cuando pensamos en una leche no láctea, la primera que se nos viene a la mente es la leche de almendras, misma que ha logrado gran popularidad entre quienes prefieren o se ven obligados a evitar los lácteos en su dieta. Pero lo cierto es que hay muchas otras alternativas y es importante conocer la diferencia entre ellas.

Los tipos de leches alternativas que encontramos principalmente son las de coco, las de leguminosas, las de frutos secos como la de almendras, las de semillas, las de granos y también hay de tubérculos. Todas ellas muy diferentes en sus nutrientes y sus características.

En cuanto a la leche de coco, aunque muchos la han probado alguna vez en una presentación comercial, realmente sorprende cuando la preparamos nosotros mismos, pues además de un sabor increíble es cremosa y espesa. Por ello, es que es muy versátil, permitiéndonos incluso integrarla en recetas de postres veganos.

Almond Milk

Un ejemplo de la leche de tubérculos es la de chufa, ingrediente con el que originalmente se hacía la horchata, y que resulta en una bebida dulce, cremosa y con muy poco contenido de grasa. De las leches de leguminosas, la más popular es la leche de soya, y quizá la más usada; se caracteriza por ofrecer una alta cantidad de proteína y calcio.

De las leches alternativas de frutos secos, la más conocida es la de almendras, pero también pueden prepararse a base nueces pecanas, pistaches y nueces de Macadamia. Aunque su sabor varia mucho entre cada una, suelen tener un sabor estupendo y ser bajas en azúcar. Sobre las leches a base de semillas, encontramos las elaboradas con semillas de calabaza, semillas de girasol e incluso semillas de ajonjolí. Al estar preparadas con estos ingredientes, nos aportan buenas cantidades de ácidos grasos omega-3 y omega-6.

Referente a las leches de granos o cereales, seguramente alguna vez hemos oído hablar de la leche de arroz, pero también puede ser elaborada con cebada, avena o trigo. Tienen un sabor estupendo y al igual que las de frutos secos, son perfectas para las personas que tienen alergias.

Diferencias entre las leches no lácteas comerciales y las preparadas en casa

Leche Coco

Muchas de estas leches alternativas pueden encontrarse hoy en día fácilmente en tiendas de autoservicio, pero personalmente, prefiero las hechas en casa a las leches veganas comerciales. La principal diferencia entre las preparadas por nosotros mismos y las leches no lácteas comerciales, es que nosotros tenemos el control sobre los ingredientes que hay en ellas.

Leche Coco Pasos

Prepararlas es tan fácil como colocar el ingrediente sólido, como las almendras o el coco, en una jarra o recipienta y añadir únicamente agua. Así, garantizamos que en nuestra leche alternativa no haya endulzantes, estabilizadores, conservadores u otros adivos químicos.

Otro beneficio de hacerlas en casa, es que también podemos controlar la consistencia, puesto que en las comerciales hay una mayor proporción de agua que del ingrediente sólido, lo que conlleva una menor cantidad de nutrientes.

Imágenes | Pixabay, Health Gauge, Mike Mozart

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio