Publicidad

Pipián de Puebla. Receta de la cocina tradicional mexicana

Pipián de Puebla. Receta de la cocina tradicional mexicana
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Así como la mayoría de los platillos de la gastronomía mexicana, el pipián tiene su origen en la época prehispánica. Actualmente es una de las delicias de la cocina tradicional de Puebla y hoy te compartimos esta receta que fue una de las comidas favoritas del emperador Moctezuma.

De hecho, fray Bernardino de Sagahún relató en su libro Historia General de las Cosas de la Nueva España, que Moctezuma disfrutaba este manjar, en aquel entonces nombrado por los indígenas como totolin patzcalmollo.

Cabe mencionar que, en otros estados de la República también preparan el pipián, pero hay algunas variaciones en sus insumos, según los ingredientes tradicionales y endémicos de cada región.

En el Estado de México, es de color verde, ya que se hace con perejil, lechuga, chile poblano, chile verde, cilantro y epazote; en Chihuahua, es rojo, por el chile colorado; en Yucatán, le añaden achiote a las pepitas de calabaza, para después sazonarlas con masa de maíz y chile seco.

Mientras que, en Guanajuato utilizan diferentes tipos de cebolla, además de hojas de rábano y chile guajillo; en Oaxaca, le ponen chile ancho, ajonjolí y canela. Por último, en la Ciudad de México, el típico es blanco, pues se hace con chile güero y almendras.

En cualquiera de los estados mencionados, el pipián se vierte sobre pollo, carne de cerdo, res o pescado. Hoy te presentamos la receta de Puebla.

Ingredientes

Para 12 personas
  • 200 g de pepitas peladas
  • 50 g de chocolate rallado
  • 2 cucharadas de manteca o aceite
  • 4 dientes de ajo
  • 6 chiles serrano verdes
  • 10 tomates verdes

Cómo hacer Pipián

Dificultad: Media
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 25 m
  • Fríe el chocolate con las pepitas, en la manteca o el aceite, hasta que se formen bolitas.
  • Muele los ajos, cominos, chiles, tomates y sal, con el caldo.
  • Incorpora lo molido a las bolitas y deja a fuego muy bajo, hasta que espese. Rectifica la sazón y cuela.
  • Sirve con piezas de pollo cocidas o rebanadas de pechugas de pavo o costillas de puerco.
  • Puedes acompañar con agua de frutas de temporada.

Fuente | Alicia Gironella De'Angeli, Jorge De'Angeli. (1988). Gran libro de la Cocina Mexicana. Ediciones Larousse. | Universidad Oriente de Puebla |

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios