Compartir
Publicidad

Alimentos de invierno que pueden ayudarte a perder peso

Alimentos de invierno que pueden ayudarte a perder peso
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es justamente en invierno cuando llega el nuevo año con un buen conjunto de metas que buscamos cumplir, y entre ellas suele estar la de bajar de peso o llevar una dieta más saludable. Eso significa que empezamos a hacer espacio en nuestros platos para incluir más vegetales, frutas y productos frescos.

Sin embargo, muchos de los ingredientes que asociamos con una dieta sana para bajar de peso no están en temporada, y aunque es posible encontrarlos en algunos supermercados, su precio es mucho más alto. La buena noticia es que hay también alimentos de invierno que pueden ayudarte a perder peso sin dejar vacía tu cartera.

Ya alguna vez hemos hablado de los beneficios de comer frutas y verduras de temporada, y de cómo las alternativas congeladas son una buena opción cuando los que buscamos están escasos, puesto que éstos son cosechados y congelados en su mejor punto de madurez y nutrición. También hemos hecho ya un listado de las mejores frutas y verduras de invierno.

De entre estos la mayoría están cargados de buenos nutrientes y son fáciles de incorporar en nuestros alimentos; muchos de ellos son bajos en calorías y tienen en común su alto contenido en fibra lo que ayuda a la digestión y mantenernos satisfechos por más tiempo. Ambos son dos factores que son muy importantes en cuanto al control de peso.

Cítricos

Citricos

El sabor que los cítricos le dan a las bebidas es muy fresco, por lo que solemos asociarlos con los días de temperaturas cálidas. Sin embargo, su mejor temporada es de Noviembre a Febrero que es justamente cuando más necesitamos de su aporte de vitamina C.

Si bien difícilmente tomaremos un limón como snack, si podemos hacerlo con las mandarinas, las naranjas y las toronjas, todas ellas bajas en calorías y de sabores dulces que son perfectos para mitigar los antojos o darle sabor a una infinidad de platillos.

Coles de Bruselas

Bruselas

Las coles de Bruselas poco a poco se han ido convirtiendo en una tendencia y son cada vez más los restaurantes que las incluyen como parte de sus aperitivos. Estas pequeñas coles son ricas en fibra, ácido fólico y vitamina C, sin olvidarnos de su buen sabor. Sus mejores meses de cultivo van de septiembre a marzo, y las podemos disfrutar en ensaladas o asadas procurando rociarlas ligeramente con aceite de oliva.

Kale

Kale

El kale es una crucífera que poco a poco ha tomado relevancia en nuestra dieta y que además, crece mejor en temperaturas frías. Entre los nutrientes que contiene destacan la vitamina C, la vitamina A, la vitamina B6 y además es buena fuente de potasio. Al ser baja en calorías pero nutricionalmente densa, podemos añadirla a ensaladas sopas e incluso smoothies para el desayuno.

Hinojo

Hinojo

El hinojo es una planta silvestre con muchas propiedades medicinales y usos en la cocina, siendo un gran aliado en la digestión gracias a su alto contenido en fibra y también es bajo en calorías. Al igual que las coles de Bruselas, podemos prepararlo asado con aceite de oliva y queso parmesano para disfrutar de su sabor dulce y meloso, o bien, en una ensalada con manzanas y nueces o incluso en una crema en la que lo combinemos con zanahorias y manzanas.

Nabos y colinabos

Colinabo

Los nabos así como sus variedades aparecen en nuestros mercados desde el mes de octubre y hasta finales del mes de marzo. Son una buena fuente de fibra y vitamina C, mientras que los colinabos son sorprendentemente altos en proteína. Ambos son también dos vegetales bajos en carbohidratos por lo que pueden ser utilizados como alternativa a los vegetales ricos en almidón como son las papas. Pueden cocinarse en caldos, gratinados, asados o incluso como puré.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio