Publicidad

Consejos para hacer una pizza delgada y crujiente en casa

Consejos para hacer una pizza delgada y crujiente en casa
Sin comentarios

Uno de los mayores dilemas de la humanidad: ¿pizzas delgaditas y crocantes, o más gruesas y esponjosas? Sabemos que en gustos se rompen géneros, pero si nos remontamos a los orígenes de la pizza italiana, resulta que es justamente la más delgada la que corresponde a la receta tradicional.

Es por ello que hoy queremos compartirte algunos consejos para que te salgan de esta manera. No creas que solo lo logran los italianos de nacimiento, o quienes cocinan con insumos de ultramar: tú puedes hacerlo en tu propio horno también.

¡Toma nota de estas recomendaciones!

La harina

harina-pizza Foto de Pixabay.com

No olvides que los ingredientes siempre hacen una gran diferencia. La harina ideal para hacer pizza delgada y crujiente es la llamada “harina de fuerza”. No te espantes. Te podría parecer complejo conseguirla, pero para nada es así. Basta con que vayas a un supermercado y la busques por su nombre: es barata y sencilla de encontrar.

Ahora bien, si prefieres no salir de casa y usar la harina blanca de trigo que tienes en la alacena, no hay ningún problema. Funcionará prácticamente igual; solo deberás darle un poco de más tiempo de fermentación.

Saber manejar a las levaduras

Recuerda que la levadura ayuda a que el pan que cocines esponje. Y eso está bien, si así necesites que salga tu preparación. Pero si no, como es este caso, te recomendamos que actives tu levadura seca con agua tibia, pero que no dejes que el proceso dure mucho tiempo.

Entre más rápido amases, dejes reposar solo un poco de tiempo y extiendas la masa para meterla a hornear, mejor.

El amasado

Si estás acostumbrado a hacer masas, seguro ya estás relacionado con la información de este punto. Pero si no, te interesará conocer el tip: amasar por al menos 10 minutos la masa, hasta que sea más tersa, hará que tome mejor forma en el recipiente donde hagas pizza, así como que logre hacerse más delgada sin romperse.

El punto crunchy

harina-pizza-crunchy Foto de Pixabay.com

Para lograrlo, debes asegurarte de subir un poco más de lo normal la temperatura de tu horno. Y no solo eso. También es una gran idea poner en tu bandeja la masa, hornearla sin ingredientes arriba por 5 minutos, a 200 grados centígrados, y luego sacarla para agregarle todo lo que quieras que lleve encima.

A partir de este momento, puedes hornearla como mejor te parezca. Pero para entonces, la orilla y la base en general, estarán mucho más crujientes.

No olvides precocinar

El hecho de que sea una pizza muy gruesa no significa que debas amontonar ingredientes, esperando que todos salgan con el mismo término de cocción. Hay muchos ingredientes que debes precocinar, antes de acomodarlos en el molde.

Otra cosa muy importante: no agregues indiscriminadamente alimentos que suelten mucho jugo, porque podrían romper la base de tu pizza debido a la humedad.

Fuentes: Placer al plato | Cocinillas | Levante EMV

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios