Publicidad

Alimentos que debes evitar para no contraer listeria y avances científicos para erradicarla

Alimentos que debes evitar para no contraer listeria y avances científicos para erradicarla
Sin comentarios

Listeria. El nombre de esta infección, que es causada por el consumo de alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogenes, es bastante más común en nuestro día a día de lo que pensamos. De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, mil 600 personas padecen la enfermedad al año, y 260 mueren por la misma causa. Sí, desafortunadamente es mortal.

Es importante que estés bien informado respecto de este tema porque, salvo algunos datos especializados de la Frozen Food Foundation y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que te compartiremos más adelante, existen medidas que tú mismo puedes tomar para volver mínimo el riesgo de que tanto lácteos, pescados, embutidos y hasta vegetales congelados, te enfermen.

A continuación te decimos cuáles son los alimentos que deberías evitar (o consumir con cautela), para mantener a la listeria fuera de tu casa. Toma en cuenta que quienes están en mayor riesgo de contraerla son las mujeres embarazadas, los recién nacidos y adultos mayores. Esto se debe a que las defensas de estos pacientes tienden a aminorar. En el caso de las mujeres embarazadas, por ejemplo, esto ocurre en mayor proporción durante el tercer trimestre de la gestación y se corre la posibilidad de que la enfermedad sea trasmitida al bebé.

Quesos frescos y blandos

Esto, debido a que la mayoría de ellos se producen con leche no pasteurizada. Entendemos que son deliciosos justo por su frescura, sí, pero debes poner especial atención en el hecho de que el lácteo sea seguro. Siempre busca la palabra “pasteurizada” en la etiqueta y ten especial cuidado con quesos blancos, Panela, Brie, Camembert o azules.

Melones

Por raro que te parezca, también debes tener cierto cuidado con los melones. Y esto sí depende totalmente de ti, ya que el hecho de que la fruta se infecte o no de listeria depende de qué tan bien lo mantengas en el refrigerador.

Lo más seguro es que la temperatura en que se encuentre ronde los 5 a 7 grados centígrados, así como que, cada que lo vuelvas a consumir, retires trozos del melón que hayan pasado mucho tiempo a la intemperie.

Embutidos en general

En otras ocasiones te hemos hablado de los contras de este tipo de alimentos. En serio, no es por hacerles campaña negra a los embutidos: es una realidad que nos vuelven propensos a muchos padecimientos. La listeria no es la excepción a la regla.

Lo que se recomienda es tirar de inmediato los líquidos que sueltan estos alimentos. No dejes que entren en contacto con otros ingredientes. También procura guardar jamones, salchichas y fiambres en general, en paquetes herméticos. Ninguno de ellos puede estar más de cinco días refrigerado, o hasta dos semanas en el congelador. Esto, debido a que como el producto cárnico ha tenido contacto con las bacterias del aire, permite que con el paso del tiempo éstas sigan reproduciéndose y volviéndolo de una textura más "babosa".

Si consumes embutidos en mal estado puedes intoxicarte, así como desarrollar alergias. Hay casos extremos en que un jamón o salchicha descompuestos hasta presentan pequeñas larvas. Y bueno. Eso seguro no quieres verlo, ni comértelo.

Pescados y mariscos ahumados

En el caso de productos como el atún, bacalao, trucha, y hasta salmón ahumados, procura consumirlos de preferencia enlatados y después de cocinarse en un guiso. Cuando son frescos es distinto: entre más pronta la hora de captura, mejor. Así te asegurarás que no ha estado en contacto con otros cortes o hasta superficies contaminadas con la bacteria.

Otros avances en el tema

Debido a que muchos de los contagios de esta enfermedad han provenido tanto de frutas, como verduras congeladas (que han tenido malos manejos en el proceso, y que tampoco son correctamente utilizadas por los consumidores finales), organismos como la Frozen Food Foundation han inventado herramientas metodológicas que vigilan de cerca cada una de las fases de empaque, distribución y hasta manejos domésticos de este tipo de alimentos, para erradicar el padecimiento que nos ocupa.

En México el tema también ha encendido focos de alarma. Por lo mismo, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ya logró desarrollar proteínas para frenar el crecimiento de la bacteria patógena.

Estas proteínas pueden ser usadas para la limpieza de comedores industriales y, por ejemplo, espacios para ordenar productos lácteos. La forma en que funcionan es relativamente fácil de entender: se adhieren a las membranas de las células que pudieran estar contaminadas, y se meten a través de sus poros, para exterminarlas.

Aunque aún no sale al mercado, este invento de la UNAM se planea usar en aerosoles, líquidos limpiadores y hasta toallas de sanitización que limpien ubres de vacas y superficies donde se manejan alimentos. De igual forma, podría usarse en plásticos que recubran paquetes de carne.

Fuentes: PHYS Org | Centro para el control y prevención de enfermedades | Milenio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios