Compartir
Publicidad

Algunos datos importantes y curiosos del huevo

Algunos datos importantes y curiosos del huevo
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El huevo es sin duda uno de los ingredientes más utilizados en la cocina. Es uno de los componentes indispensables en el desayuno, de gran utilidad en la repostería y es un ingrediente básico para muchos platillos salados. Así que me parece interesante conocer algunos datos importantes y curiosos de este alimento que forma parte de nuestra dieta básica.

Producción del huevo

Muchas veces consumimos huevos sin pensar en todo el trabajo que se requiere para su producción. Una gallina necesita de 24 a 26 horas para producir un solo huevo. Por cada huevo, la gallina requiere, aproximadamente, 140 gramos de alimento y 295 mililitros de agua. Después de poner un huevo, treinta minutos más tarde, empieza todo el proceso de nuevo.

Cuando la gallina es muy joven, puede producir huevos con dos yemas. Esto se debe a que sus sistemas reproductivos no han madurado por completo y liberan dos yemas en lugar de una. Este fenómeno también es común en las gallinas que se acercan a su periodo final de producción de huevo. Se dice que si te toca un huevo con doble yema es de buena suerte.

Huevo estrellado

El miedo de muchos niños, o al menos el mío, era que al romper un huevo me saliera un pollito. Pero para que eso ocurra es necesario que la gallina se aparee con un gallo para fertilizar el óvulo. Los huevos que se utilizan para consumo humano, son puestos por gallinas que no se han apareado.

Según datos de la FAO, China es el primer productor de huevo a nivel mundial, seguido de la Unión Europea y de Estados Unidos.

Los colores de los huevos

Empecemos por el color del cascarón. El color de un huevo está determinado por la raza de la gallina. Las gallinas con plumas blancas, ponen huevos blancos y las gallinas con plumas rojas ponen huevos rojos. El color del cascarón no influye en el valor nutricional, en su sabor ni en la calidad de los huevos. Los huevos rojos generalmente son más caros, eso se debe a que las gallinas rojas son más grandes y necesitan más comida para producir un huevo.

Razas de gallinas

El color de la yema está determinado principalmente por la dieta de la gallina. Si al romper un huevo descubres una yema color amarillo oscuro, lo más seguro es que la gallina fue alimentada con vegetales verdes. Una yema de color amarillo medio significa que la gallina siguió una dieta de maíz y alfalfa, en cambio una yema amarilla clara es el resultado de una dieta a base de trigo y cebada.

Medición de frescura

Para determinar la frescura de un huevo, lo mejor es colocar el huevo en un recipiente y cubrirlo con agua por completo. Si el huevo se hunde hasta el fondo, significa que está fresco. Si flota, ya no está fresco. A medida que un huevo “envejece”, se forma una cámara de aire cada vez más grande en su interior, lo que permite que flote.

Frescura del huevo

El color de las claras es otro indicador de frescura. Una clara turbia indica que el huevo es muy fresco, una clara cristalina indica que el huevo ya está envejeciendo. Si la clara de huevo tiene un color raro como rosa o verde, es un indicador de que el huevo está infectado con una bacteria Pseudomona y por lo tanto no debe de ser consumido.

La Salmonella, el huevo y la temperatura

El huevo es un alimento rico en nutrientes, pero no solo para el cuerpo humano. Muchos microorganismos son atraídos por esta excelente fuente de nutrientes, como es el caso de la Salmonella. En ocasiones, está bacteria vive en la cloaca de la gallina o en los ovarios del ave. En el primer caso la Salmonella puede infectar la cáscara del huevo al salir del cuerpo de la gallina, pero no el interior del huevo. En el segundo caso, el huevo está infectado por dentro con la Salmonella.

Aunque en la actualidad muchas granjas están obligadas a seguir procedimientos de seguridad sanitaria, es muy importante que los consumidores manejemos el huevo adecuadamente para prevenir enfermedades por esta bacteria. La Salmonella es una bacteria que no resiste temperaturas altas. Un proceso de cocinado adecuado, alcanzando la temperatura de 70 °C en todo el alimento, garantiza su eliminación. Lo ideal es sumergir el huevo en agua a una temperatura de 71°C por unos cuantos segundos.

El cartón de huevo

Antes de la industrialización y de la globalización, los huevos se transportaban utilizando canastas. En 1911, Joseph Coyle, un editor de periódico de British Columbia, Canadá, inventó la caja de huevos. La invención se debió a una pelea entre un agricultor y el dueño de un hotel, el último se quejaba de que los huevos llegaban rotos a su negocio. El señor Coyle diseño un envase de papel para que los huevos pudieran viajar sin peligro de la granja al hotel.

Cartón de huevo

Las cajas de huevo son una maravilla de la ingeniería. Los recipientes para huevos están hechos de diferentes materiales como cartón, poliestireno o plástico. Las ranuras para contener a cada huevo, están diseñadas para proteger contra golpes externos, para absorber golpes y evitar que los huevos hagan contacto entre ellos, así se previenen muchos daños en su transportación; si por algún evento se rompe un huevo, no se afectan los demás.

Otros datos curiosos sobre el huevo

Para saber si un huevo está crudo o es un huevo duro, lo mejor es hacerlo girar. Si el huevo gira con facilidad, es un huevo cocido. En cambio sí se tambalea, está crudo. Al romper un huevo, seguramente haz visto una tira fibrosa de color blanco. Esa tira se llama chalaza y es una proteína especial que se localiza en los ejes longitudinales del huevo. Funciona como un amortiguador para que la yema no se rompa y siempre permanezca en el centro del huevo. Entre más prominente sea la chalaza, más fresco es el huevo.

Si alguna vez se te ha caído un huevo, seguramente sabes lo pegajoso que queda la superficie donde cayó. Para limpiar con mayor facilidad, agrega bastante sal antes de recoger.

Para separar la yema y la clara de un huevo más fácilmente, lo mejor es que el huevo haya estado refrigerado. Para obtener un mejor volumen al batir las claras, lo ideal es que las dejes reposar a temperatura ambiente de 20 a 30 minutos antes de empezar a batir.

¿Conoces más datos curiosos sobre el huevo? Compártelos en los comentarios.

Más información | Egg Safety | Knoji |

Imágenes | Found Animals | Marcelo Espinosa | normanack | athriftymrs.com | observing life |

En Directo al Paladar México | Huevo. El gran desacreditado. En Directo al Paladar México | La tipografía que se cocina en una sartén

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio