Publicidad

Lasaña de vegetales y queso sin pasta. Receta vegetariana sencilla

Lasaña de vegetales y queso sin pasta. Receta vegetariana sencilla
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Comer cosas vegetarianas es fabuloso. Y para muestra, esta rica receta de una lasaña de vegetales y queso, para la que no necesitamos láminas de pasta. Es una maravilla.

Con que tengas un horno y un buen queso y crema, ya la hiciste. El sabor y jugo de las verduras hace gran parte de este platillo, que queda perfecto para la hora de la comida, o para un día especial en que tengas visitas y quieras consentirlas.

Empecemos.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Chile poblano 3
  • Elote 200 g
  • Pimiento verde 2
  • Calabacitas 2
  • Cebolla blanca 300 g
  • Dientes de ajo 2
  • Orégano
  • Pimienta negra molida
  • Crema 150 ml
  • Queso derretible 200 g
  • Mantequilla de coco 30 g

Cómo hacer lasaña de vegetales y queso sin pasta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 40 m
  • Reposo 5 m

Primero tienes que desflemar los chiles poblanos. Para ello debes pasarlos por fuego o ponerlos sobre un comal, hasta que la piel se les ponga oscura. Luego mételos en una bolsa de plástico por media hora. Pasado ese tiempo retira la piel. Córtalos con cuidado por la mitad y quítale todas las semillas y venas. Luego rebánalos en julianas medianas.

Corta de la misma forma los morrones verdes. Estos no tienes que desflemarlos. Van crudos, pero sin semillas.

Precalienta tu horno a 150 grados.

En una cacerola pon a freír la cebolla en rodajas delgadas, así como el ajo picado finamente. Una vez que la cebolla esté transparente, agrega los elotes. Revuelve para que nada se pegue.

Luego adiciona las rajas de chile poblano.

Agrega la crema y asegúrate que cubra todos los ingredientes. Agrega sal, pimienta negra y orégano al gusto. Deja hervir hasta que la crema tome un color entre amarillo y verde.

Pon una capa de mantequilla vegetal de coco en el fondo de un refractario.

Con un rallador haz láminas delgaditas y largas de las calabacitas. Haz unas 10 o 12.

Pon dos de ellas en la base del refractario. Luego agrega las rajas de chile poblano con elotes, así como los pimientos. Luego pon una capa de queso derretible.

En seguida van otras láminas de calabacita, y el mismo relleno del paso anterior. Repite hasta que se acaben los ingredientes.

En la capa final solo agrega queso derretible, un poco más de orégano y pimienta. Si lo deseas, también un poco de crema.

Mete el refractario al horno a 200 grados. Mantén ahí la lasaña por 40 minutos.

Sácala con mucho cuidado y raciónala. Seguro quedó increíble. Te recomendamos acompañarla con una copa de vino blanco seco.

¡Provechito!

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir