Compartir
Publicidad

La era de los popotes de plástico está en peligro de extinción ¿es algo bueno?

La era de los popotes de plástico está en peligro de extinción ¿es algo bueno?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tomar un refresco con un popote de plástico podría ser una cosa del pasado. La idea de deshacernos de los pequeños y delgados tubos de plástico para consumir bebidas, dentro de la cadena de servicios alimenticios, toma cada día mayor fuerza. Cada vez son más las empresas que buscan la transición a los popotes de papel, y muchas ciudades han prohibido el uso de los popotes de plástico, así como utensilios de plástico de un solo uso, como los agitadores de café.

El movimiento contra los popotes de debe a un creciente reconocimiento del costo ambiental de todos los plásticos de un solo uso que utilizamos diariamente. Un estudio realizado en el 2014, calcula que existen 270,000 toneladas métricas de plástico en todos los océanos del mundo. Los popotes y los agitadores representan el 7 por ciento de todos los productos de plástico que se encuentran en el medio ambiente. Y aunque los popotes representan una pequeña fracción de todos los plásticos marinos, su tamaño y forma los convierte en uno de los contaminadores más traicioneros porque los animales se pueden lastimar con ellos.

Es cierto que los popotes no son necesarios para consumir bebidas, a excepción de las personas con necesidades médicas específicas. El uso del popote aumento drásticamente después del brote de SARS en el 2003, cuando el miedo a los gérmenes sembró la idea de que los popotes eran necesarios para no enfermarse. Con el paso de los años, se volvieron la norma en la mayoría de los establecimientos de comida.

popotes papel

Según el reporte Mejores Alternativas Ahora, o B.A.N. 2.0 por sus siglas en inglés, los típicos popotes verdes de Starbucks son los más comunes en el medio ambiente de Estados Unidos, seguidos los popotes rayados de McDonald’s y en un lejano tercer lugar los popotes de Dunkin Donuts. En Reino Unido, varios restaurantes de McDonald’s han empezado a probar con los popotes de papel, sin embargo, está iniciativa no se ha expandido a los más de 37,000 restaurantes de la cadena a nivel global.

Otras compañías de alimentos están buscando alternativas a los popotes de plástico, como popotes hechos de papel o madera. Y obviamente la creatividad ha aflorado, por ejemplo, el restaurante Paradise Cove en Malibu, California, ahora usa pasta comestible en lugar de popotes de plástico. También existen popotes reutilizables hechos de silicón, vidrio y metal. Algunas empresas han establecido una política en la que no ofrecen popotes a sus clientes, solamente cuando los clientes lo solicitan explícitamente.

Varios gobiernos también han trabajado en esto en los últimos años. El otoño pasado, California prohibió las bolsas de plástico, uniéndose a países como Kenia, China, Bangladesh, Ruanda y Macedonia. Francia no solo prohibió las bolsas de plástico, sino que se convertirá en el primer país en prohibir platos, vasos y utensilios de plástico a partir del 2020. Desde hace un par de años San Francisco prohibió el uso de poliestireno, incluyendo los vasos de unicel y recipientes para alimentos, cacahuetes envasados y juguetes de playa.

Popote

El problema es que cuando se prohíbe un producto, a menudo en el desarrollo de productos de reemplazo, existen consecuencias imprevistas, causando más daño ambienta que el producto original. Por ejemplo, desde que en San Francisco se prohibieron los productos de unicel, la cantidad de vasos de papel aumento considerablemente. Algunos expertos aseguran que lo más importante es contar con estructuras sólidas de manejo de basura y reciclaje, sin embargo, la mayoría de los países no cuentan con este recurso.

También es cierto que, si los restaurantes prohíben por completo el uso de popotes, se está limitando la libertad, de por sí ya reducida, de muchas personas con discapacidad neuromusculares y personas de la tercera edad, que utilizan los popotes como herramientas indispensables para beber líquidos.

Sin duda los popotes de plástico es un tema del que seguiremos hablando en los próximos meses, y aunque en México la única compañía que se ha expresado públicamente en el tema de la eliminación de popotes ha sido Boing, cada vez son más los restaurantes que no ofrecen popotes de plástico a los comensales. Seguramente también veremos más cambios en nuestro país en los próximos meses.

En Directo al Paladar México | Boing le dice adiós a los popotes de plástico
En Directo al Paladar México | Inventos gastronómicos: el popote flexible

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio