Publicidad

Datos interesantes de dos bebidas típicas del desayuno

Datos interesantes de dos bebidas típicas del desayuno
Sin comentarios

Cuando pensamos en bebidas típicas de un desayuno, podemos pensar en café, leche con chocolate, té y jugo de naranja. El día de hoy hablaremos de algunos datos interesantes de estas dos últimas. Muchas veces consumimos productos sin saber su historia, o sin saber su composición real, así que siempre es bueno conocer un poco más de los que habitualmente consumimos.

Hoy en día, las bolsitas de té son indispensables. Es cierto que puedes conseguir tés en hoja suelta, pero por practicidad, muchas personas prefieren el té en bolsitas. En 1901, Roberta C. Lawson y Mary Molaren patentaron el “Soporte para las Hojas de Té”, que es bastante similar a las bolsas de té modernas. Decidieron hacer esta bolsa ya que antes, para preparar un té se tenía que hervir agua con una gran cantidad de hojas de té, si no se utilizaba inmediatamente, se volvía rancio, perdía frescura y lo peor era que se desperdiciaba.

Bolsate

Con este invento, se podía colocar una sola porción de hojas de té en bolsas individuales de algodón, se colocaba en una taza y se vertía agua caliente. Aunque su invento fue muy bueno, no tuvieron éxito en llevar su idea al mercado, al menos en una escala grande, por lo que el registro en la historia paso inadvertido. Siete años después aparece Thomas Sullivan, un importador de tés en Nueva York.

Para fomentar sus ventas, Sullivan mandaba a sus clientes potenciales, pequeñas muestras de té en bolsitas de seda. Algunas de estas personas empezaron a utilizar las bolsas como infusores de té, en lugar de abrir la bolsa y hervir el té de forma tradicional. Cuando la campaña de marketing surtía efecto, los clientes le hacían pedidos a Sullivan y esté les mandaba el té en cajas con las hojas de té sueltas. Pero después de probar la practicidad de las bolsitas, los clientes se quejaron y le pidieron que se los entregara en los infusores individuales.

Bolsa de té

Sin embargo las bolsitas hechas de seda no eran la mejor opción para preparar un té, el tejido era demasiado cerrado y bastante costoso para una porción individual. Sullivan decidió utilizar gasa, y aprovecho para incluir residuos del procesamiento del té como tallos y polvo de té. Las bolsitas se popularizaron durante la Primera Guerra Mundial, ya que las raciones alimenticias de los soldados incluían bolsitas de té. Así fue el inicio de un producto que hoy utilizamos, en muchos casos, casi a diario.

Otra de las bebidas más consumidas a la hora del desayuno es el jugo de naranja. Muchas personas se dejan llevar por la publicidad y compran jugos etiquetados como “100% jugo de naranja”, en lugar del jugo hecho de concentrados. Lo que no saben es todo el proceso por el que pasó ese líquido antes de ser envasado. Para hacer un jugo de naranja comercial, primero se extrae el jugo de las naranjas, se almacena en depósitos gigantes y después se elimina el oxígeno.

jugos naranja

¿Para qué se elimina el oxígeno? Al retirar el oxígeno, el jugo de naranja aumenta considerablemente su vida, imagínate, de esta forma puede durar hasta un año sin echarse a perder. Pero al retirar el oxígeno, también se retira el sabor natural de las naranjas. Así que las compañías utilizan saborizantes para hacer que el jugo vuelva a saber a jugo de naranja. Si te fijas, el jugo que compras ya hecho siempre sabe igual; en cambio si preparas un jugo de naranja en tu casa, es posible que el sabor cambie según la variedad de naranjas que utilizaste o la estación del año.

Estos saborizantes varían entre marcas y entre mercados. Por ejemplo, los saborizantes que se utilizan en los jugos de naranja de Estados Unidos, contienen mayor cantidad de butirato de etilo, una sustancia química en la fragancia del jugo de naranja recién exprimido, que a los estadounidenses les gusta. El paladar de los mexicanos es diferente, así que el saborizante que se le añade a los jugos hechos en nuestro país no contiene tanto butirato de etilo.

JUGO CASERO

La razón por la que estos saborizantes no aparecen en la lista de ingredientes, es porque técnicamente derivan de la esencia y de los aceites naturales de las naranjas. Así que aunque compres un jugo etiquetado como 100% natural, sigue siendo un jugo 100% con sabor artificial. Si quieres evitar estos malentendidos, lo mejor sería consumir jugo de naranja hecho por ti mismo.

Si estás interesado en conocer más sobre las otras bebidas, te invito a que visites algunos datos interesantes del café y como ha cambiado la leche para consumo humano a lo largo de la historia.

Imágenes | Kate Ter Haar | Complete Merchandise | Mike Mozart | Caitlin Regan |

En Directo al Paladar México | ¿Cómo se inventó el desayuno?
En Directo al Paladar México | Paseo por la gastronomía de la red: recetas para el desayuno

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios