Compartir
Publicidad

15 mdp cuesta la comida gourmet orgánica que sirven en el comedor del Conacyt

15 mdp cuesta la comida gourmet orgánica que sirven en el comedor del Conacyt
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un comedor para 120 trabajadores, abierto de lunes a viernes, donde todo es gourmet y solo se cocinan ingredientes selectos. Cuenta con una carta diseñada cuidadosamente por un chef ejecutivo y un nutriólogo dietista, esto es justo lo que ocurre en el comedor del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y todo por 15 millones 78 mil 457 pesos.

¿Cómo es el menú?

El menú de todos los días está hecho con ingredientes orgánicos; las comidas son generosas, saludables y adecuadas a los gustos y requerimientos de los comensales, y para evitar la monotonía el menú debe actualizarse cada dos meses.

Los desayunos, por ejemplo, se sirven desde las 7:30 am y pueden incluir café, té o café con leche "de almendras o de vaca orgánica". También van con jugos verdes y de frutas, chilaquiles, huevos, tlacoyos o quesadillas con hongos. Opciones clásicas mexicanas, pero sin olvidar la naturaleza gourmet del comedor.

La comida está lista y caliente a la 1 pm y es de tres tiempos, que podrán acompañarse de aguas frescas de jengibre o chía, así como aderezos y dos tipos de salsas. No obstante, también se abre la posibilidad a que los comensales sacien sus antojos de pozole, lomo de cerdo, pollo tipo Kentucky, tacos de barbacoa o de cochinita pibil.

Los postres también son a elección y hay para todos los gustos. Lo mismo fresas naturales con crema, nieves, pays de almendras, pastel de elote o zanahoria. Eso sí: sin azúcar.

¿Qué características deben tener los alimentos?

En el contrato que hizo la dependencia con la empresa Pigudi Gastronómico S.A de C.V., que se encuentra disponible en el portal CompraNet, se especifica que para los alimentos preparados debe usarse lo mejor de lo mejor.

La Lista de Requerimientos para los Insumos precisa de un arsenal de productos orgánicos, sin pesticidas y saludables, que harían felices hasta a paladares quisquillosos. Entre los puntos se menciona la necesidad de usar cárnicos de primera calidad, pollo orgánico, mostazas y extractos naturales de vainilla, café orgánico de productores campesinos y tortillas de maíz nixtamalizado criollo. Una de las premisas es que nada esté enlatado.

La empresa Pigudi también ha de encargarse de que la elaboración de cada plato esté supervisada por un chef y un nutriólogo, para que cada opción sea nutritiva y acorde con las necesidades calóricas y nutrimentales de los funcionarios.

Las prohibiciones y restricciones

El contrato también puntualiza acerca de que está prohibido el uso de comida enlatada, jarabes ultra calóricos y versiones en polvo de alimentos como huevo o leche. Todo debe ser lo más fresco posible, estar adaptado a dietas vegetarianas cuando sea el caso, y estar al día con análisis bacteriológicos trimestrales. Igualmente indica que la comida sobrante no puede reutilizarse, ni repetirse constantemente en la carta.

De acuerdo con la información almacenada en CompraNet, el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador no es el primero en el que se requieren los servicios de Pigudi. Esto ya habría ocurrido durante el sexenio anterior de Enrique Peña Nieto, con contratos que sumaron 25 millones de pesos.

Fuentes consultadas: Periódico El Universal y portal La Silla Rota.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio