Publicidad

Qué es y cómo se hace la sidra que tomamos en Año nuevo

Qué es y cómo se hace la sidra que tomamos en Año nuevo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Saber esto, en esta temporada del año, hará que valores mucho más la copa con la que brindarás en Año Nuevo. En México tenemos sidra sobre la mesa principalmente en diciembre e inicio de enero, pero en otros países también se vende a lo largo del año de forma habitual.

Si hay algo que tenemos por seguro es que se trata de una bebida festiva, que va perfecto con estas fechas. Se le obtiene por la fermentación alcohólica normal del jugo de manzanas frescas y limpias, al que algunas veces se le pone una porción de peras.

La sidra tiene en sí misma algunas de las cosas que hacen triunfar a cualquier bebida: burbujas, dulce natural de frutas y un carácter refrescante que va perfecto con casi todo. Además cabe hacer una diferencia básica: la sidra natural es de aspecto amarillo intenso, un poco astringente y de sabor intenso, mientras que la filtrada muestra un color alimonado, tiene notas frutales y un sabor entre ácido y amargo.

Bottle 4115385 1920

En cuanto al origen de la palabra “sidra”, la misma proviene del griego “sikera”, que pasó al latín como “sicera” y al asturiano como “sizra”. Se sabe que antes de generalizar su consumo, como ahora, la tomaban los hebreos, egipcios, griegos y romanos, quienes, como en el caso del vino, terminaron de expandirla por todo el imperio. En Europa el mayor productor y consumidor es Inglaterra. En América Latina, Argentina.

¿Cómo se fabrica?

Para lograr tener una botella de sidra entre las manos, han de realizarse varios pasos, que te contaremos a continuación de forma cronológica.

  • Todo empieza en octubre de cada año, con la recogida de frutos. En esta etapa las personas llaman al hecho de acopiar, “pañar la manzana”.

  • Una vez que se le tiene toda junta, se le evalúa visualmente: es decir, los trabajadores de la fábrica deben observar en conjunto todas sus características. El chequeo es rápido. Solo deben fijarse en que sea del tamaño, que no le falten trozos y que huela a lo que tiene que oler.

  • Cuando el lote está completo debe lavarse y desinfectarse con líquido a presión.

Apples 1004886 1920
  • Las manzanas limpias pasan a la trituradora, que trabaja con molinos eléctricos.

  • En ese paso se verifica que no queden pedazos muy grandes. En casi de que así sea, lo único que hay que hacer es convertirlos en pedazos más pequeños.

  • De la trituradora pasa a las prensas, que normalmente son de acero inoxidable.

  • La papilla de manzanas se escurre varias veces y la pulpa, luego de al menos tres pasadas, se tira. Lo que se conserva es el líquido.

  • Este subproducto, que es el mosto, se bombea a recipientes fermentadores, donde las levaduras naturales que ha conseguido en el camino hacen que con el paso de los días empiece a desprender anhídridos alcohólicos. Es por ello que durante la fermentación la fructosa de las manzanas se vuelva CO2.

  • Tomando en cuenta que todo esto empieza en octubre, es hasta enero o febrero que el líquido resultante empieza a rotar de ubicación. Esto es para eliminar impurezas por decantación y para que la bebida se homogenice.

  • Hasta abril o mayo puede considerarse terminada. A partir de ese momento es cuando puede guardársele en barriles de madera por meses o años.

Cabe mencionar que hasta hace unos años la sidra era considerada como una bebida anticuada y de campo. Ahora, el estado mexicano con la producción más grande del país, Puebla, apuesta por meterla en barras de bares, pubs y restaurantes, para que cada vez más personas la conozcan y valoren su calidad.

Lo están logrando: la sidra cada vez más es vista como un ingrediente atemporal de nuestra gastronomía, no solo como un artículo de tradición en invierno.

Fuentes: Sidra de Asturias | Milenio

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios