Publicidad

Una mayor auto-aceptación ayuda a mejorar el bienestar emocional

Una mayor auto-aceptación ayuda a mejorar el bienestar emocional
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy en día, creo que uno de los mayores problemas de la sociedad, es la baja auto-aceptación de las personas. Para entender esto, primero necesitamos definir algunos conceptos. La auto-aceptación se define como la aceptación de un individuo de todos sus atributos, positivos o negativos. Incluye la aceptación del cuerpo, la auto-protección de las críticas negativas, y creer en sus propias capacidades.

Existen muchas razones por las que una persona puede presentar baja auto-aceptación. La teoría más aceptada es que una gran parte de nuestra autoestima se forma al estar rodeados de personas que nos aprecian, así que las personas con baja auto-aceptación pueden haber tenido poco empatía con sus padres durante su infancia. En consecuencia, en su vida adulta, necesitan afirmaciones mucho más fuertes, por parte de las demás personas. La auto-aceptación, o falta de ella, puede tener profundos efectos en la salud física y psicológica. Por eso es importante entender cuáles son sus efectos, y que se puede hacer al respecto.

Auto

Sin auto-aceptación, el bienestar psicológico puede sufrir, y, a menudo, las intervenciones son menos útiles comparadas con otras personas con mayor auto-aceptación. Por ejemplo, la meditación le puede ayudar a muchas personas a reducir el impacto del estrés. Pero en una persona que no se acepta a sí misma, la práctica se vuelve menos eficaz.

Si una persona se siente mal consigo misma, las regiones del cerebro que ayudan a controlar las emociones y el estrés tienen menos materia gris que alguien con un mayor grado de aceptación de sí mismo, es decir, estas regiones tienen menos tejido para trabajar. Esta falta de materia gris también puede presentarse en regiones del tronco cerebral que procesan el estrés y la ansiedad. Las señales de estrés que se originan en estas regiones, alteran las regiones de control emocional. Así que la mala aceptación de sí mismo puede entorpecer el control emocional de dos formas: mediante la interrupción de las regiones del cerebro encargadas de las emociones, e indirectamente mediante el aumento de las señales de estrés en el cerebro.

Una vez que una persona reconoce que tiene baja auto-aceptación, es posible reforzarla y aumentarla. Existen tres formas: la autorregulación, la autoconciencia y la auto-trascendencia. Hablemos de cada una de ellas. La autorregulación implica suprimir las emociones negativas como el auto-odio, y enfocarse en los aspectos positivos de la persona, reformulando las situaciones negativas para verlas como oportunidades. Por ejemplo, buscando la manera en la que la crítica negativa pueda ayudar a hacernos crecer.

Selfie

La falta de aceptación de sí mismo puede ser totalmente inconsciente, es decir, que puede existir en un nivel más allá de nuestro control consciente. Cuando no nos aceptamos o no nos perdonamos a nosotros mismos, es como si estuviéramos divididos en dos, no somos un conjunto. Las dos partes, la que tiene que perdonar, y la que necesita ser perdonada, están en conflicto. Esto es la autoconciencia.

Cuando una persona es auto-trascendente, depende menos de las cosas externas para definirse. A su vez presentan un gran sentido de conexión con el mundo. Contribuyen en su trabajo, familia o en la comunidad en general. El objetivo es buscar la unidad con algún sistema de una manera auténtica.

Afortunadamente, al igual que con la auto-aceptación, la auto-trascendencia también genera cambios físicos en el cerebro. Se ha asociado con un aumento de la disponibilidad del transportador de serotonina en el tronco cerebral. Como ya habíamos mencionado, esta misma región tiene un gran impacto en la auto-aceptación. La meditación trascendental es una herramienta importante para llegar a la auto-trascendencia, disminuye el cortisol y reduce la respuesta al estrés.

Auto aceptacion

La auto-aceptación puede conseguirse también por la meditación de atención plena y la meditación de bondad. La atención plena a las emociones implica no juzgar, pero observar las emociones cuando se presentan. Esto puede disminuir la respuesta emocional del cerebro ante la ansiedad y la angustia.

Tener más compasión hacia sí mismo parece ser útil para aumentar la auto-aceptación. La meditación de bondad puede ayudar al cambiar la actividad en las regiones del cerebro que perciben y procesan las emociones. Por ejemplo, las personas previamente cerradas a los elogios pueden ser capaces de aceptarlos más fácilmente. También se asocia con una mayor conectividad en el cerebro. Esto tiene sentido, ya que la falta de auto-aceptación se ha asociado con una mayor actividad del hemisferio derecho.

Cada persona es diferente, y lo que puede funcionar para alguien es posible que no funcione para el resto de las personas. Es importante tener la mente abierta y encontrar la solución que se acomoda mejor con nuestra personalidad.

Vía | Harvard Health Publications

Imágenes | BK | Franziska Neumeister | Ellen De Vos | BK |

En Vitónica México | Controla tus emociones para proteger a tu corazón
En Vitónica México | La meditación puede ayudar contra los prejuicios raciales

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios