Compartir
Publicidad

Según un nuevo estudio, el envejecimiento puede ser reversible

Según un nuevo estudio, el envejecimiento puede ser reversible
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los resultados de un estudio publicado en la revista Cell, sugieren que los cambios en la actividad de los genes que se producen con la edad, pueden ser revertidos. Obviamente el estudio se realizó en ratones, pero se cree que es posible que también suceda lo mismo en los humanos.

Lo que hicieron fue modificar cuatro genes que tienen la capacidad de transformar las células adultas en células embrionarias. Con esto lograron revertir el envejecimiento de células humanas y de ratón in vitro. Además también trabajaron con ratones vivos, activando los cuatro genes conocidos como “factores Yamanaka” por el investigador Shinya Yamanaka que los descubrió en el 2006.

Lograron prolongar la vida útil en un 30 por ciento de un ratón con una condición genética de envejecimiento acelerado, conocida como síndrome de Hutchinson-Gilford o progeria infantil. También consiguieron con éxito rejuvenecer los músculos dañados y el páncreas de un ratón de mediana edad. Aunque el estudio se realizó en ratones de mediana edad, los científicos creen que la reprogramación epigenética puede funcionar en ratones y en personas de cualquier edad.

Envejecer

Desde hace algunos años se piensa que el envejecimiento se debe en parte a cambios epigenéticos, es decir alteraciones que hacen que los genes sean más activos o menos. En los seres humanos, esos cambios pueden ser causados por el tabaquismo, la contaminación u otros factores ambientales, que determinan si los genes se prenden o se apagan. A medida que estos cambios se acumulan, nuestros músculos se debilitan, nuestras mentes se vuelven lentas y nos volvemos más vulnerables a las enfermedades.

El estudio sugiere que no sólo es posible retardar el envejecimiento, sino revertirlo. Así que en un futuro sería posible restaurar la función juvenil en personas mayores, al utilizar un tratamiento que haga cambios en el epigenoma, en lugar de célula por célula. Pero como todo, los beneficios vienen acompañados de problemas. Cuando los investigadores trataron a los ratones continuamente, algunos desarrollaron tumores y murieron en un periodo de una semana. Cuando los científicos redujeron el tratamiento a dos días en cada semana, fue cuando los ratones se beneficiaron significativamente.

Los investigadores del estudio aseguran que el objetivo principal es aumentar el período de salud, es decir, el número de años que una persona permanece sana. Lo que buscan es reducir los efectos de las enfermedades relacionadas con la edad, como son las neurodegenerativas, de corazón, cáncer, entre otras. La idea no es cuántos años podemos vivir, si no que tan bien podemos vivir el resto de los años que nos quedan. Extender la vida útil, el número de años que alguien permanece vivo, tomara algo más de tiempo.

Imágenes | kris krüg | Roger Blackwell |

En Vitónica México | ¿Qué es lo que más te preocupa de envejecer?
En Vitónica México | 3 sencillos hábitos de vida que retardan el envejecimiento

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio