Compartir
Publicidad

¿Por qué se nos hacen bolsas bajo los ojos?

¿Por qué se nos hacen bolsas bajo los ojos?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Probablemente después de un día sin dormir, o de una mala noche, al día siguiente notes unos círculos oscuros de color morado azulado bajo los ojos. Algunas personas son más propensas que otras, ya que esto tiene que ver con nuestra genética y con nuestro estilo de vida, como frotarse los ojos o dormir muy poco.

Las bolsas de ojos se notan más en las personas que, por genética, tienen una piel delgada y pálida. Una tez blanca no ayuda a ocultar lo que está pasando debajo de la piel. Cuando estamos cansados o estresados, la circulación sanguínea en el área de los ojos tiende a disminuir, permitiendo que la sangre se acumule allí. Los capilares se estiran y presentan fugas, ocasionando hinchazón y ojeras.

Algunas personas son genéticamente propensas a la subluxación, es decir que se mueve la grasa ubicada debajo del globo ocular a la parte delantera del ojo. En un estudio publicado en la revista Plastic and Reconstructive Surgery, los investigadores creen que las bolsas se forman por un almacenamiento de grasa debajo de los ojos oculares, asociado con la edad. La subluxación no está relacionada con la cantidad de horas que duerme una persona. Una persona puede dormir nueve horas todas las noches, y tener bolsas en los ojos, ya que la causa es una predisposición genética.

Bolsas bajo los ojos

Como habíamos mencionado, otra causa de las bolsas debajo de los ojos son los factores ambientales. Por ejemplo, las alergias estacionales causan que los capilares presenten fugas. Cuando el cuerpo está expuesto a alérgenos, se liberan proteínas inmunes conocidas como histaminas. Estas sustancias pueden causar que los vasos sanguíneos, dentro y fuera de los ojos, se hinchen.

Estar expuesto a mucho sol también puede dañar y adelgazar la piel, haciendo que se vuelvan más visibles los círculos oscuros debajo de los ojos. Se sabe que consumir alimentos salados puede causar que el cuerpo retenga más agua, agravando las bolsas de los ojos. Frotarse muy seguido los ojos también puede causar ojeras, ya que el movimiento puede dañar a los capilares que son propensos a romperse. En este caso la recomendación es colocarse un cubito de hielo sobre los ojos cerrados durante 60 segundos, cuando sientas comezón. La compresa fría hará que los vasos sanguíneos se contraigan, y se reducirá la sensación de picor.

La edad es otro factor determinante para presentar bolsas debajo de los ojos. Conforme envejecemos perdemos colágeno y elastina. Además los huesos de la cara también pierden volumen, dando esa apariencia de que todo cuelga de la cara, y eso también contribuye a las bolsas.

Vía | LiveScience

Imágenes | Amanda G | James Loesch |

En Vitónica México | Un nuevo polímero ayuda a reducir efectivamente las arrugas
En Vitónica México | Nueva actitud hacia la belleza femenina: confianza sobre juventud

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio