Compartir
Publicidad

¿Por qué es importante que cuanto tu hija tenga 6 años le recuerdes que es inteligente?

¿Por qué es importante que cuanto tu hija tenga 6 años le recuerdes que es inteligente?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente has notado la diferencia en la distribución de mujeres y hombres en las diferentes disciplinas académicas. Es un estereotipo común asumir que la habilidad cognitiva de alto nivel está presente con más frecuencia en los hombres que en las mujeres, pero ¿cuándo empiezan estás divergencias? Un grupo de investigadores decidió estudiar a 400 niños de 5 a 7 años para evaluar exactamente cuándo surgen las diferencias en las percepciones de brillantez intelectual. Los resultados fueron publicados hace unos días en Science.

A la edad de 5 años, los niños parecen no diferenciar cuales son las expectativas de inteligencia entre niños y niñas. Tanto los niños como las niñas asociaban la inteligencia con su propio género. En una parte del estudio se les contó a los niños y a las niñas una historia sobre una persona inteligente sin revelar el sexo del personaje. Los niños de 5 años creían que la historia era sobre un niño, mientras que las niñas de 5 años pensaban que la historia era sobre una niña.

Sin embargo, los resultados cambiaron al cumplir los 6 años. Se les contó el mismo cuento a un grupo de niños y niñas de 6 años, y lo sorprendente es que las niñas, sólo un año más grandes, fueron menos probables de pensar que el personaje era una niña. Los niños continuaron creyendo que el personaje era un niño. En el transcurso de un año, las niñas empezaron a catalogar a más niños dentro de la categoría de “inteligentes”.

Estudiar

Incluso si los padres no respaldan explícitamente estos estereotipos, la evidencia sugiere que efectivamente existen expectativas diferentes hacia sus hijos. Un reporte del 2014 encontró que los padres estadounidenses Googlearon el doble de veces "¿Mi hijo es un genio?", en comparación con "¿Mi hija es un genio?". Sin embargo está demostrado que a edades tempranas, cuando los padres suelen buscar sobre posibles dones de inteligencia, las niñas tienen un vocabulario más amplio y usan frases más complejas. En las escuelas estadounidenses, las niñas tienen un 11 por ciento más de probabilidades que los niños de estar en programas de excelencia. A pesar de todo esto, los padres parecen ver a sus hijos varones con cualidades superiores a las de sus hijas.

Por el contrario, las preguntas acerca de la apariencia física son relativamente más comunes para las niñas. Es 70 por ciento más probable que un padre busqué "¿Mi hija tiene sobrepeso?", comparado con "¿Mi hijo tiene sobrepeso?". Al igual que con la inteligencia el sesgo de género no se basa en la realidad. Alrededor del 30 por ciento de las niñas tienen sobrepeso, mientras que el 33 por ciento de los niños padecen sobrepeso.

Lo sorprendente es que en otra parte del estudio, cuando se les pidió a los niños que adivinaran cuál de cuatro niños, dos niños y dos niñas, obtendría las mejores calificaciones de la escuela, las niñas escogieron principalmente a otras chicas. En otras palabras, las niñas eran conscientes de que a las niñas les iba mejor en la escuela que a los niños, pero eso no cambió sus ideas sobre quién era "inteligente". Estos estereotipos pueden tener efectos duraderos. Una vez interiorizadas estas ideas, comienzan a guiar los intereses de las chicas y alejarlas de las cosas que perciben como "inteligentes".

Juego de mesa

En otra parte del estudio, realizada con niños de 6 y 7 años, mitad niños y mitad niñas, se les presentaron dos juegos de mesa desconocidos y se les dijo que eran para niños realmente inteligentes o para niño que intentaban con mucho esfuerzo. Luego se les hicieron cuatro preguntas para medir su interés en los juegos. Cuando se les dijo que el juego era para niños realmente inteligentes, las niñas mostraban menos interés y motivación que los niños. Esto no tuvo nada que ver con el juego en sí, ya que cuando el mismo juego se les describió como para niños que se esfuerzan mucho, las niñas estuvieron tan interesadas como los niños. Los niños y niñas de 5 años de edad, presentaron el mismo interés en el juego para los realmente inteligentes.

Según los investigadores esto no es una causa perdida y existen algunas cosas que podemos hacer para eliminar este tipo de estereotipos. Por ejemplo, enfatizar en las niñas la importancia del aprendizaje y el esfuerzo, en lugar de simplemente la capacidad innata, para el éxito en cualquier carrera. A los 6 años las niñas se creen el estereotipo de que los niños tienen una capacidad innata, pero si la capacidad innata se ve como algo secundario, entonces el poder de estos estereotipos disminuye.

De igual forma es importante que las niñas tengan modelos de mujeres exitosas, que les ayude a impulsar su motivación y las proteja de la idea de que no son intelectualmente competitivas. Un estudio sugirió que presenciar una distribución más equitativa de las tareas del hogar podría ayudar a equilibrar las aspiraciones de carrera de los niños y niñas. La exposición temprana y consistente de las innumerables contribuciones de las mujeres, parece ser la mejor forma de convencer a las niñas de que son lo suficientemente inteligentes.

Imágenes | Lucélia Ribeiro | Ronny | PlaSmart Inc |

En Vitónica México | Los científicos ahora pueden predecir la inteligencia a través de la actividad cerebral
En Vitóncia México | ¿Juzgas a las personas con sobrepeso?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio