Compartir
Publicidad

¿Por qué bostezamos cuando estamos nerviosos o estresados?

¿Por qué bostezamos cuando estamos nerviosos o estresados?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los reflejos físicos involuntarios muchas veces no sólo son raros, si no que aparecen en situaciones poco comunes. Aunque generalmente asociamos los bostezos con el cansancio, muchas personas bostezan cuando están nerviosas o estresadas.

Una de las funciones de los bostezos es facilitar los cambios de estado fisiológico, por ejemplo del sueño a la vigilia, y viceversa. Sin embargo se conoce poco sobre las demás funciones de los bostezos. Se ha visto que reptiles, mamíferos, peces y aves, tienden a bostezar cuando son enfrentados ante situaciones de conflicto u otras actividades que inducen estrés.

bostezar

Algunos psicólogos opinan que bostezar por ansiedad, puede ser un tipo de actividad de desplazamiento, es decir un comportamiento que resulta de una situación incómoda o estresante, y que está fuera de contexto. Ejemplos de actividades de desplazamiento en los humanos son rascarse la cabeza, acariciarse la barbilla o frotar el lóbulo de la oreja.

Otros científicos se enfocan en el papel que los bostezos tienen en la termorregulación del cuerpo y su efecto en situaciones de estrés. Se ha descubierto que bostezar puede ayudar a mantener el cerebro en su temperatura óptima de 37 grados centígrados. Un cerebro “caliente”, tiene tiempos de reacción más lentos y su memoria es muy pobre. No exactamente lo que necesitas cuando te enfrentas a una situación estresante.

perro bostezando

En un estudio se comprobó el impacto del bostezo en la temperatura del cerebro. Se implantaron sondas en los cerebros de varias ratas, se encontró que incluso un aumento de 0.10 °C en la temperatura del cerebro, ocasionaba bostezos. También descubrieron que después de bostezar, la temperatura del cerebro regresa a su temperatura normal.

Algo parecido puede ocurrir en los humanos. Una teoría explica que al bostezar, y abrir nuestra quijada, aumenta la circulación a nuestro cráneo, forzando a que la sangre caliente circule fuera del cerebro. La profunda inhalación en un bostezo ocasiona que entre aire a través de las cavidades nasales y orales, lo que ayuda a enfriar las arteriales craneales a través de la disipación del calor.

tigre bostezando

Parece que esta idea es fácil de comprobar. En varios estudios se ha demostrado que las personas bostezan más durante el verano en comparación con el invierno. De hecho nuestro cerebro se calienta, ante situaciones de estrés y ansiedad. Así que el bostezar ante situaciones estresantes, puede ser una forma en la que nuestro cerebro busca contrarrestar la subida de temperatura.

Además, bostezar también está relacionado con un aumento en los niveles de cortisol en la sangre. Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo produce cortisol, lo que produce la producción de adrenalina y le dice al hipotálamo que debe de enfriar el cerebro para poder estar más alertas.

Vía | Wired

Imagenes | Björn Rixman | Dan Germain | Dave Fayram | Tambako The Jaguar |

En Vitónica México | Descubre como la ansiedad y el estrés afectan tu salud
En Vitónica México | Qué comer para reducir el estrés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio