Compartir
Publicidad

¿Juzgas a las personas con sobrepeso?

¿Juzgas a las personas con sobrepeso?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En lo últimos años, con toda la información negativa hacia la obesidad y el sobrepeso, se ha observado que muchas personas tienden a estigmatizar a las personas con sobrepeso u obesidad. El estigma de peso se define como la desvalorización social y la denigración de las personas que se perciben con un exceso de peso. Muchos médicos, nutriólogos y personal del mundo fitness, tienen este concepto.

Algunas personas creen que proviene de una creencia de que la vergüenza motivará al cambio positivo (cuando está demostrado que no lo hace), o de la creencia que las causas de la obesidad son exclusivamente las malas opciones individuales y la falta de fuerza de voluntad. Pero lo único que ocasionan es que estas personas se sientan mal y les generan estrés. que lo único que ocasionara es que se les dificulte más la pérdida de peso.

Estudios han demostrado que desde los 2 años y medio, empezamos a desarrollar prejuicios negativos contra las personas con sobrepeso. En un estudio los investigadores les contaron cuatro historias a 42 niños y niñas entre los 2 y medio y los 5 años. En cada historia, uno de los personajes hacía algo agradable, mientras que el otro hacía algo malo. Al final de cada historia, se les mostro ilustraciones de dos niños sin rasgos faciales, uno con sobrepeso y otro con un peso normal. Se les preguntó cuáles de los personajes pensaban habían realizado el acto agradable y cuales el acto malo.

Obesidad

El 44% de los niños indicaron que el personaje con sobrepeso había realizado el acto desagradable en los cuatro cuentos. Por lo general, describieron al personaje con sobrepeso como más malo que la figura de peso normal. Sólo el 2% de los niños identificó a la figura de sobrepeso como agradable en las cuatro historias. Estos resultados son una alarma para para prevenir o disminuir la estigmatización corporal.

El estigma puede ser de dos formas: implícito o explícito. El prejuicio implícito son todos los pensamientos y creencias que tenemos a un nivel subconsciente, fuera del control intencional. El prejuicio explícito refleja pensamientos y creencias que mantenemos y apoyamos en un nivel consciente. ¿Cómo nos podemos quitar estas creencias perjudiciales? Aquí te damos algunos consejos.

Lo primero es ser consciente del prejuicio. Para cambiar un comportamiento dañino, primero debes darte cuenta de que existe un problema. Existen herramientas en línea que permiten evaluar qué tanto es tu prejuicio hacia las personas con obesidad. Después de hacer las pruebas, es momento de autorreflexionar ¿Qué suposiciones puedes hacer acerca de una persona basándote en su peso, con respecto a su carácter, inteligencia, estado de salud o estilo de vida? ¿Cómo pueden influir estas suposiciones en la forma en que tratas a las personas que tienen sobrepeso u obesidad?

Caricatura obesidad

Muchas personas tienen la simple creencia de que la obesidad es el resultado de comer demasiado y moverse muy poco, y que si las personas simplemente cambiaran esa tendencia, podrían lograr y mantener un peso saludable. Pero eso no siempre sucede. La realidad es que la obesidad es una interacción compleja de biología, factores hormonales y el medio ambiente. Es importante conocer todos los factores, antes de emitir un juicio.

Cuando reconoces tus puntos ciegos, puedes terminar con el ciclo de prejuicios a través de un proceso de tres pasos. Primero reconoces cuando tienes un pensamiento sesgado o estereotipado sobre una persona. Después evalúas el pensamiento, tratando de entender lo que motivó al pensamiento y ver si hay o no evidencia para apoyarlo. Por ultimo toca cambiar el pensamiento al considerar las razones por las que no es totalmente cierto.

Imágenes | Anderson Mancini | Marjan Lazarevski | studio tdes |

En Vitónica México | Como influyen los medios en la manera que percibimos la obesidad
En Vitónica México | Obesidad infantil, un mal imparable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio