Compartir
Publicidad
Publicidad

Imágenes cerebrales identifican diferentes tipos de depresión

Imágenes cerebrales identifican diferentes tipos de depresión
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando un médico sospecha que un paciente tiene una enfermedad cardíaca o cáncer, existen una serie de pruebas de laboratorio que pueden confirmar sus dudas. Pero cuando se trata de condiciones psiquiátricas la cosa no es tan fácil. El diagnostico se realiza a través de síntomas reportados, en el caso de depresión, si cumplen con al menos cuatro criterios de una lista de nueve, entonces se diagnostica con la condición. Sin embargo se sabe que la depresión se manifiesta diferente de persona a persona.

Un nuevo estudio publicado en Nature Medicine parece indicar que próximamente contaremos con marcadores biológicos para distinguir diferentes tipos de depresión. Los investigadores utilizaron la resonancia magnética funcional (IRMf) para medir la fuerza de las conexiones entre los circuitos neuronales en el cerebro. Después de analizar las imágenes de más de 1,000 personas, de las cuales aproximadamente el 40 por ciento habían sido diagnosticadas con depresión, el equipo identificó cuatro subtipos de depresión.

Realizaron las IRMf en estado de reposo para detectar diferencias en la conectividad cerebral entre personas deprimidas y sanas. El procedimiento escanea el cerebro mientras una persona se encuentra en una cama durante cinco minutos; sin embargo los datos resultantes son complejos. Para cada participante el equipo examinó 258 áreas cerebrales, midiendo cuán fuertemente cada una se conectaba con las otras áreas.

resonancia magnetica

El análisis mostró que las personas deprimidas se podían distinguir de las personas sanas por las diferencias de conectividad cerebral en las áreas límbica y frontoestriatal. El sistema límbico controla las emociones y el circuito frontoestriatal ayuda a coordinar las funciones motoras y cognitivas. Un área del cerebro, llamada córteza cingulada subgenual, tiene conexiones inusualmente fuertes con otras regiones del cerebro en aquellas personas deprimidas. Estudios anteriores habían demostrado que estás áreas estaban ligadas en la depresión.

Las subdivisiones de la depresión identificadas en el estudio, podrían estar relacionadas con síntomas particulares. Por ejemplo, los pacientes que se ubicaron en los dos primeros subtipos reportaron más fatiga, mientras que los de los otros dos grupos reportaron más problemas para sentir placer. En relación con los grupos dos y cuatro, las personas con el subtipo 1 tuvieron tres veces más probabilidades de beneficiarse de la terapia conocida como estimulación magnética transcraneal o TMS.

Depresión

Los datos de conectividad cerebral no abordan la biología subyacente de la depresión. Con estas imágenes no podemos saber qué es lo que sucede a nivel celular y con los neurotransmisores, que es la información necesaria para desarrollar nuevos medicamentos. Sin embargo, si estos subtipos se confirman en estudios posteriores, los resultados podrían permitir diagnósticos más claros y crear terapias personalizadas enfocadas en las redes cerebrales que se encuentran “dañadas” en cada paciente.

Los hallazgos de este estudio concuerdan con las nuevas prioridades en la investigación de las enfermedades mentales, conocidas como Research Domain Criteria (Criterios del Dominio de Investigación), que buscan alentar a los científicos a estudiar los mecanismos centrales de las enfermedades mentales. La idea es contar con una gama de biomarcadores para la depresión, como radicales libres tóxicos, la hormona del estrés cortisol e incluso la epigenética.

Vía | Scientific American

Imágenes | issa | Akira Ohgaki | Hans Splinter |

En Vitónica México | Una teoría de cómo la ansiedad cambio a depresión
En Vitónica México | Los anticonceptivos hormonales se vinculan con un mayor riesgo de depresión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio