Publicidad

Evitar el tratamiento de la osteoporosis por sus efectos secundarios no es una buena opción

Evitar el tratamiento de la osteoporosis por sus efectos secundarios no es una buena opción
Sin comentarios

En los últimos años se ha observado que cada vez son más las mujeres que rechazan tomar, o dejan de tomar, bifosfonatos, un tipo de fármaco que disminuye la velocidad a la que el cuerpo descompone los huesos. Según un reporte del Journal of Bone and Mineral Research, el uso de bisfosfonatos se redujo a la mitad entre el 2008 y el 2012.

Al parecer esto tiene que ver con dos efectos secundarios raros que se reportaron en algunos estudios científicos, y han provocado que las mujeres abandonen el uso de los bifosfonatos. Los efectos reportados fueron osteonecrosis de la mandíbula y fracturas atípicas en la parte superior del hueso.

Se estima que por cada 100,000 mujeres que toman bifosfonato, menos de tres presentaran osteonecrosis de la mandíbula y una tendrá una fractura atípica de fémur. Sin embargo 2,000 de esas mujeres habrán evitado una fractura osteoporótica. Este tipo de estadísticas sirven para hacer evaluaciones de salud pública, pero siempre es bueno tener una idea aproximada del riesgo individual, para así tomar una decisión informada.

Osteoporosis

La forma más fácil para determinar si tienes riesgo de fractura es a través de la medición de tu densidad ósea en la cadera y la columna vertebral a través del método de radioabsorciometría de doble energía (DEXA). Este tipo de exámenes clínicos se recomiendan para las mujeres mayores a 65 años o para aquellas mujeres mayores a 50 años que se han roto un hueso recientemente.

Otros factores que puedes contribuir a la pérdida ósea son si eres fumadora, consumes una media de tres o más bebidas alcohólicas al día, tienes un bajo índice de masa corporal o tomas un medicamento corticosteroide. El resultado que obtienes en esta prueba es un número denominado T-score, que compara tu densidad ósea con la de una mujer joven sana. Un T-score de 2.5 o menos, se define como osteoporosis y se recomienda utilizar un medicamento para detener la pérdida de hueso.

Si tu resultado T-score se encuentra entre 1.0 y 2.5, serás diagnosticada con osteopenia. Cuando se obtienen estos resultados, por lo general los médicos utilizan la calculadora FRAX para estimar el riesgo de fractura en 10 años. Si tu riesgo de fractura en 10 años es al menos del 3% para fracturas de cadera o de 20% para otras facturas osteoporóticas, se debe considerar tomar medicamentos para prevenir la pérdida de masa ósea o aumentar la densidad ósea para evitar futuras fracturas.

Examne

En respuesta a la preocupación por los efectos secundarios de este tipo de medicamentos, se creó El Grupo de Trabajo Internacional sobre la Osteonecrosis de Mandíbula y Fracturas Femorales Atípicas, conformado por 14 organizaciones de dentistas, médicos y científicos óseos. Determinaron que cada año, entre 0.001% a 0.01% de las personas que toman bisfosfonatos orales, desarrollan necrosis de mandíbula. Un número ligeramente mayor que entre las personas que no toman estos medicamentos.

El riesgo fue mucho más alto, 15%, entre los pacientes de cáncer cuyo tratamiento incluía medicamentos intravenosos de zoledronato, un bisfosfonato, o inyecciones de denosumab, un anticuerpo monoclonal, que también inhibe la reabsorción ósea. Otros factores de riesgo para la necrosis de la mandíbula, incluyen una mala higiene dental, usar prótesis dentales mal ajustadas y someterse a una cirugía oral. La diabetes y las enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, y el uso de algunos medicamentos, particularmente los corticosteroides y los fármacos que inhiben el crecimiento de los vasos sanguíneos, también aumentan el riesgo.

Por el otro lado, las fracturas femorales atípicas son raras, se presentan entre tres a 50 de cada 100,000 personas que toman bifosfonatos. El grupo de trabajo determinó que las personas que presentaron este tipo de fracturas habían tomado bifosfonatos un promedio de siete años. Otros factores de riesgo son ser de origen asiático y tomar corticosteroides.

Fractura

Si tienes baja densidad ósea y está decidiendo si debes tomar un bifosfonato, considera los siguientes puntos. Las fracturas osteoporóticas pueden ser debilitantes. Si tienes varias fracturas vertebrales, puedes perder altura, desarrollar una joroba, y tus órganos abdominales tendrán menos espacio. Una fractura de cadera puede requerir meses de terapia de rehabilitación. Los medicamentos pueden reducir notablemente el riesgo de fractura.

Como mencionamos, el riesgo de necrosis de la mandíbula y la fractura atípica de fémur son menores cuando el uso de bifosfonatos es limitado. Para la mayoría de las mujeres, el tratamiento con bisfosfonatos termina después de cinco años de terapia oral o después de tres años de infusiones intravenosas anuales. El riesgo de desarrollar necrosis de la mandíbula es insignificante si eres una persona sana y tienes una adecuada higiene bucal.

La osteoporosis es una enfermedad muy común y es cierto que las fracturas por fragilidad aumentan dramáticamente con la edad. Una fractura puede ser devastadora, y las mujeres pueden beneficiarse de las terapias que ayudan notablemente a reducir el riesgo de fracturas osteoporóticas. Es importante estar informadas, pero es igual de importante equilibrar los riesgos a los que nos exponemos si no los tomamos.

Vía | Harvard Health Publications

Imágenes | kev-shine | German Tenorio | NASA Goddard Space Flight Center | Phalinn Ooi |

En Vitónica México | La salud ósea de los niños de México
En Vitónica México | La verdad sobre el tequila y la salud de los huesos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios