Publicidad

El estigma global de la infertilidad

El estigma global de la infertilidad
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Las tasas globales de infertilidad son muy difíciles de determinar, debido a la presencia de factores tanto masculinos como femeninos. Sin embargo se estima que en los países en vías de desarrollo, una de cada cuatro parejas se ha visto afectada por la infertilidad. En el 2010, casi 50 millones de parejas en todo el mundo no pudieron tener un hijo después de cinco años de intentarlo. Estos datos se han mantenido estables en los últimos 25 años.

Aunque se ha encontrado que en el 50 por ciento de los casos, la infertilidad masculina es la causa del fracaso de una pareja para concebir, la carga social recae desproporcionadamente sobre las mujeres. En muchas culturas, las mujeres sin hijos sufren de discriminación y de estigmatización. Además en muchas sociedades, si la pareja no puede tener hijos, es aceptable que el hombre se divorcie o consigan otra esposa.

Por ejemplo, en la religión hindú, una mujer sin un hijo, en particular un varón, no puede ir al cielo. Los hijos son los únicos que pueden realizar los rituales funerarios. En China y Vietnam, la creencia tradicional es que las almas de las personas que no tienen hijos no pueden descansar fácilmente. En ocasiones, en algunas culturas musulmanas, las mujeres sin hijos no pueden ser enterradas en cementerios o terrenos sagrados. En muchos países en desarrollo, la única identidad de las mujeres se las da la maternidad.

Pareja

A esto se suma que para la mayoría de las parejas en los países en desarrollo los servicios de infertilidad no están ampliamente disponibles y la fecundación in vitro es económicamente inaccesible, encontrándose en la mayoría de los casos en el sector privado. En estos casos es importante enfocarse en la prevención de la infertilidad.

Una de las principales causas de infertilidad son las infecciones del tracto reproductivo no tratadas como la clamidia y la gonorrea. En lugares como África, el costo de los condones y las ideas negativas en su contra, contribuyen a los problemas de enfermedades de transmisión sexual. Algunos expertos médicos también creen que la calidad del esperma ha sufrido debido a toxinas como el plomo, que se encuentra en altas cantidades en lugares como la ciudad de México y El Cairo, y la dioxina que se rocía en los cultivos.

En los países occidentales, se ha vuelto mucho más socialmente aceptable que una mujer no tenga hijos. Sin embargo sigue siendo una crítica decidir posponer tener una familia. En estas sociedades, se ha observado que muchas mujeres son “pre-infértiles”, es decir que suponen que tendrán problemas para concebir antes de que surjan dificultades. Esto es motivado por la ansiedad pública sobre la infertilidad, que advierte a las parejas no esperar demasiado tiempo para comenzar una familia.

mujer triste

Sin importar el país o la cultura, la realidad es que la infertilidad cobra una factura muy alta a la salud mental y emocional de las personas que la sufren. Se estima que el 61 por ciento de las parejas les ocultan a sus amigos y familiares, sus dificultades para quedar embarazados. Los sentimientos y sensaciones asociadas con la infertilidad son vergüenza, frustración, desesperación, pérdida, sensación de daño y rotura, entre muchos otros. En un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard, se demostró que las mujeres que tienen dificultades para quedar embarazadas pueden estar tan deprimidas como las que tienen problemas cardíacos o cáncer.

Sin embargo, rara vez una persona promedio es consciente de la frustración que las personas infértiles sufren. También es cierto que los tratamientos de infertilidad no siempre tienen éxito. Y, como con cualquier otra enfermedad, algunas personas no serán curadas. En noviembre del 2009, la Organización Mundial de la Salud, definió a la infertilidad como una enfermedad real.

Imágenes | National Human Genome Research Institute (NHGRI) | Wyatt Fisher | Global Panorama |

En Vitónica México | La infertilidad es cosa de hombres y mujeres
En Vitónica México | Al parecer los jabones antibacterianos no son una buena idea

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio