Compartir
Publicidad

Cuatro personas que hicieron cosas bastante locas en nombre de la ciencia

Cuatro personas que hicieron cosas bastante locas en nombre de la ciencia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Gracias a la astucia, paciencia, inteligencia y sobre todo a la locura de algunas personas, hoy en día tenemos avances tecnológicos impresionantes. El día de hoy me gustaría hablar de cuatro personas que hicieron experimentos bastante locochones en nombre de la ciencia.

Empecemos con José Delgado, un neurofisiólogo cuya gran innovación fue un dispositivo conocido como stimoceiver. Este aparato era similar a un marcapasos, estimulando eléctricamente un área específica del cerebro al ser activado a través de un control remoto. El dispositivo le daba a Delgado un control nunca antes visto de los movimientos y el estado emocional de un animal. Su idea era controlar las enfermedades mentales, como la esquizofrenia o la depresión, mediante la estimulación de diversas partes del cerebro, una alternativa menos invasiva y destructiva comparado con una lobotomía.

Para demostrar la efectividad de su invento, Delgado decidió hacer un experimento que lo pudo haber matado. Implantó un stimoceiver en el cerebro de un toro, y después hizo que el toro corriera a toda velocidad hacia él. Delgado se quedó quieto, y en el momento exacto apretó un interruptor en su control remoto, sorprendentemente el toro se detuvo y se alejó torpemente. Aunque su invento funciono conforme lo planeado, el dispositivo nunca fue utilizado en humanos debido a cuestiones éticas.

Abejas

Seguimos con un científico que en el 2012 se dejó picar voluntariamente por abejas en 25 lugares diferentes del cuerpo. Se trata de Michael Smith de la Universidad de Cornell, y su objetivo era encontrar el lugar más doloroso para una picadura de abeja. Después de recibir más de 200 piquetes, descubrió que los tres lugares más dolorosos son el pene, el labio superior y las fosas nasales.

A pesar de que las picaduras en su pene y sus testículos fueron incómodos, el peor lugar fueron las fosas nasales. La recompensa de su curioso experimento es que en el 2015 fue galardonado con el Premio Nobel Ig de Fisiología. Smith se sacrificó para que la próxima vez que veamos una abeja, lo primero que protejamos sea nuestra nariz.

Gusanos

Para probar la relación entre los anquilostomas (parásitos intestinales) y las alergias a los alimentos, el Dr. James Logan decidió infectarse a sí mismo con los parásitos y después tragar una píldora con cámara para registrar el comportamiento de los parásitos. Los anquilostomas se transmiten a través de las heces, la gente puede adquirirlos al caminar descalzos sobre suelo contaminado, por ejemplo en la playa.

Investigaciones anteriores han sugerido que la saliva de este tipo de parásitos pueden aliviar, e incluso curar, los síntomas de las alergias a los alimentos. Logan sufre una alergia que le impide comer pan sin enfermarse. Conforme los anquilostomas fueron creciendo, comenzaron a dañar y causar inflamación en los intestinos del investigador, pero sorprendentemente, durante ese periodo, fue capaz de comer pan sin experimentar ningún síntoma. Al final tomo albendazol, un medicamento contra los parásitos para deshacerse de ellos.

Aunque en la Ciudad de México son raras, las chinches son un problema creciente en todo el mundo. La bióloga Regine Gries de la Universidad Simon Fraser creó una sustancia a base de feromonas que asegura es capaz de mantener a las chinches lejos de los colchones y de la piel. Pero para llegar al resultado, Gries hizó un gran sacrificio: todos los sábados se dejaba morder los brazos por un montón de chinches.

Como muchos experimentos científicos, primero empezó experimentando con varios animales, pero se encontró con muchos problemas, así que no le quedó otra alternativa que usar su propio cuerpo, recibiendo al menos 200,000 mordidas. Lo bueno es que hoy en día una compañía ya esta comercializando su descubrimiento.

¡Todo sea por la ciencia!

Vía | Listverse

Imágenes | lohit v | Nature Boy | Sterling College |

En Vitónica México | ¡Se me subió el muerto! Olvida lo sobrenatural, conoce la explicación científica
En Vitónica México | Los científicos ahora pueden predecir la inteligencia a través de la actividad cerebral

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio