Publicidad

Cómo diagnosticar una concusión con un simple examen de sangre

Cómo diagnosticar una concusión con un simple examen de sangre
Sin comentarios

En los deportes de alto impacto el tema relacionado con las concusiones ha pasado a ser de suma importancia. Sin embargo el diagnostico sigue siendo difícil, se basa principalmente en reportes subjetivos de los atletas y se buscan síntomas como visión borrosa, mareos, dolor de cabeza y nauseas.

Un estudio sugiere que las pruebas de sangre desarrolladas recientemente pueden ser una gran ayuda para detectar una concusión de una forma fiable y objetiva. Cuando una persona recibe un golpe en la cabeza, las fuerzas de rotación pueden dañar los axones. Esto puede causar que se escapen proteínas de las células cerebrales, las pruebas de sangre en desarrollo buscan detectar estos pequeños aumentos en la concentración de proteínas en sangre.

Una de las empresas que está desarrollando estas pruebas es Quanterix. Las pruebas ultrasensibles que están desarrollando pueden detectar cantidades minúsculas de proteína en sangre utilizando anticuerpos que se unen a moléculas específicas. En el 2013, la empresa informo que los boxeadores olímpicos presentan niveles elevados de una proteína llamada tau en el plasma sanguíneo. Después se demostró que en los jugadores profesionales de hockey, los niveles de tau están estrechamente correlacionados con la duración de los síntomas de concusión.

Americano

Otro estudio midió las concentraciones de proteína tau en 46 atletas universitarios y 37 personas sanas. Se encontró que los jugadores con niveles elevados de tau dentro de las primeras seis horas después de una contusión relacionada con el deporte, sufrieron síntomas más largos. Todos estos resultados sugieren que las pruebas de sangre no sólo pueden detectar una contusión con mayor precisión, sino que también se puede utilizar para predecir el tiempo de recuperación de un jugador y así asegurarse de que no vuelva a jugar prematuramente.

La compañía farmacéutica Abbott también está desarrollando una prueba sanguínea para detectar otros dos marcadores de una concusión. Se trata de UCH-L1 y GFAP. La UCH-L1 es una enzima que se encuentra de forma abundante en las neuronas y se cree está involucrada en el proceso bioquímico que rompe las proteínas dañadas. La GFAP es una proteína estructural liberada de las células conocidas como astrocitos. Los niveles de estos dos marcadores se incrementan sustancialmente en pacientes con una lesión cerebral traumática, incluso en aquellos con un escáner cerebral normal.

Casco

Otro estudio mostró un análisis de sangre que detecto casi 200 metabolitos diferentes que podrían ser útiles para diagnosticar una contusión cerebral en atletas, los investigadores aseguran que los resultados tienen una precisión superior al 90 por ciento y que los resultados permanecieron constantes incluso cuando redujeron el número de marcadores a 17. Sin embargo todavía no está claro cuál de los muchos biomarcadores identificados son los mejores indicadores de una lesión.

Este tipo de pruebas podría ayudar a los médicos a diagnosticar y evaluar el grado de una concusión de una forma más rápida. Y aunque son varios los estudios con los que se cuenta actualmente, la realidad es que la mayoría involucran a un pequeño número de participantes y los resultados todavía son preliminares. No obstante, lo más importante es la prevención de las concusiones, ya sea siguiendo las técnicas adeucadas e utilizando el equipo de protección adecuado.

Vía | Scientific American

Imágenes | Phillip Jeffrey | DVIDSHUB | Jeena Paradies |

En Vitónica México | Los balones del fútbol americano, un tema controversial
En Vitónica México | Sorprendente bolsa de aire para los ciclistas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios