La comida rápida es fuente de sustancias químicas que alteran las hormonas y podrían afectar la fertilidad y causar problemas reproductivos: estudio

La comida rápida es fuente de sustancias químicas que alteran las hormonas y podrían afectar la fertilidad y causar problemas reproductivos: estudio
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La comida rápida o fast food, aunque siempre se haya visto como poco saludable sigue siendo uno de los alimentos favoritos y usuales durante los fines de semana y las vacaciones, especialmente para las familias con niños, que son a los que más les llaman la atención; sin embargo hasta este momento la razón por la que esta era vista así era por el exceso de sodio y grasas saturadas, pero un estudio nuevo publicado recientemente ha demostrado que además de estos excesos la comida rápida también contiene sustancias químicas que podrían alterar nuestras hormonas.

En un estudio publicado por la Universidad de George Washington en los Estados Unidos, se encontró que muchos alimentos como las papas a la francesa, nuggets, burritos y hamburguesas con queso de algunas cadenas americanas de comida rápida, contienen unas sustancias químicas denominadas ftalatos, que podrían alterar las hormonas de los consumidores especialmente los niños.

De acuerdo con los investigadores, los ftalatos son un tipo de disolvente que da flexibilidad a materiales como el plástico, estos están considerados como una sustancia química que altera el sistema endocrino e interfiere con hormonas como la testosterona y el estrógeno; otra sustancia química que podría causar un daño a largo plazo, son los plastificantes que en algunos casos están surgiendo como sustitutos de los ftalatos.

"Descubrimos que los ftalatos y otros plastificantes están muy extendidos en los alimentos preparados disponibles en las cadenas de comida rápida de EE. UU., Un hallazgo que significa que muchos consumidores están obteniendo un lado de los químicos potencialmente nocivos junto con su comida", Lariah Edwards, autora principal del estudio y postdoctora científica de la Universidad de George Washington en los Estados Unidos.

En otro estudio realizado por la misma universidad y dirigido por Ami Zota, profesor de salud ambiental y ocupacional, se analizó el consumo de comida rápida en una encuesta y se encontró que las personas que consumían más comidas rápidas tenían niveles más altos de ftalatos, en el estudio donde se analizaron 64 artículos de comida rápida de diferentes restaurantes, el equipo de investigadores encontró que:

  • El 81% de las muestras de alimentos estudiadas contenían un ftalato llamado DnBP y el 70% contenía DEHP que son productos químicos los cuales se han relacionado en numerosos estudios con la fertilidad y los problemas reproductivos en humanos además de que pueden aumentar el riesgo de trastornos del aprendizaje, la atención y el comportamiento en la infancia.
  • El 86% de los alimentos contenían el plastificante de reemplazo conocido como DEHT, una sustancia química que por el momento se encuentra es estudios para determinar su impacto en la salud humana.
  • Los alimentos que contienen carnes, como las hamburguesas con queso y los burritos de pollo, tenían niveles más altos de estas sustancias químicas en cuestión.
  • Los burritos de pollo y las hamburguesas con queso tenían los niveles más altos de DEHT.
  • Las pizzas con queso fueron las que resultaron tener los niveles más bajos de los productos químicos analizados.
Chefman Horno Freidora de Aire Digital de 10 Litros | Deshidratador | Horno Rostizador | Negro

Chefman Horno Freidora de Aire Digital de 10 Litros | Deshidratador | Horno Rostizador | Negro

De acuerdo a las investigaciones estos químicos se encuentran principalmente en los empaques y los guantes plásticos que se usan para manipular los alimentos en estos tipos de restaurantes, es por eso que las personas que comen alimentos cocinados en casa tienen niveles mas bajos de estos químicos en sus cuerpos, por lo que los investigadores recomiendan cambiar a comidas en su mayoría caseras, que a menudo son más saludables que la comida rápida.

"Se necesitan regulaciones más estrictas para ayudar a mantener estos químicos dañinos fuera del suministro de alimentos", Lariah Edwards, postdoctora científica de Universidad de George Washington.

Fotos | Pexels |

Fuentes | Universidad George Washington 1 | Universidad George Washington 2 |

Temas
Inicio