Publicidad

Espiral de verduras gratinadas. Receta

Espiral de verduras gratinadas. Receta
2 comentarios

Hoy en día, una importante fuente de inspiración, en muchos temas, es la red social Pinterest, y en ella, desde hace tiempo venía viendo una idea de intercalar rebanadas de verduras y gratinarlas, algunas con una presentación muy llamativa, y otras no tanto.

Lo cierto es, que me he animado a hacer algo similar, un espiral de verduras gratinadas, cuyo sabor realmente me sorprendio. Se trata de un platillo que está destinado a ser un acompañamiento del plato principal, puesto que es muy ligero, pero su sabor no hará más que resaltar todo aquello que nos gusta de las verduras.

Ingredientes para 4 personas

  • 1/2 cebolla, 1 diente de ajo, 1 calabacita, 2 jitomates, 2 papas medianas, sal, pimienta, 1/2 cucharadita de mezcla de albahaca y tomillo secos, 1/2 taza de queso chihuahua o manchego o parmesano, rallado, 1 cucharada de aceite de oliva.

Cómo hacer el espiral de verduras gratinadas

Para hacer esta receta, no se necesita más que un poco de creatividad y un buen cuchillo. Nuestro primer paso será picar toscamente la cebolla y muy finamente el ajo, para luego suavizarlos ligeramente en una sartén con el aceite.

Mientras tanto, precalentamos el horno a 180ºC, cortamos en rebanadas delgadas las papas sin cáscara, los jitomates y la calabacita. Engrasamos un molde para tarta, y colocamos en la base la mezcla de cebolla y ajo. A continuación, formamos el espiral, alternando rebanadas de jitomate, papa y calabacita. Lo mejor es empezar desde afuera.

Espiral Pasos

Una vez acomodadas las verduras, sazonamos con sal, pimienta y las hierbas secas, para luego esparcir el queso por encima. Metemos al horno y permitimos la cocción hasta que el queso esté ligeramente dorado y la papa, que es la más dura de los tres ingredientes, este cocida.

Degustación

El espiral de verduras gratinadas tiene un sabor muy peculiar. Mientras las verduras han absorbido el sabor de la albahaca y el tomillo, en la parte inferior nos encontramos con un toque dulce, gracias a que la cebolla se habrá caramelizado durante el proceso de horneado.

Es perfecto para acompañar carnes blancas, como pollo o pescado a la plancha, e incluso, para servir al lado de atún enlatado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios