Publicidad

Cómo hacer malvaviscos caseros. Receta

Cómo hacer malvaviscos caseros. Receta
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Para muchos finales de octubre es sinónimo de dulces, especialmente para los más pequeños. Uno de los dulces que más me gustaban eran los malvaviscos, pero últimamente las opciones comerciales me han decepcionado bastante. Así que el fin de semana me arme de valor y preparé unos malvaviscos caseros ¡Quedaron deliciosos!

Siempre pensé que prepararlos en casa era algo complicadísimo, pero me sorprendió lo fácil que es hacerlos y lo bien que quedan. Son mucho más suavecitos, esponjosos y con más sabor que los que encuentras en el supermercado. Lo que sí es indispensable es contar con un termómetro de cocina. Te recomiendo pruebes esta receta, estoy segura que nunca más querrás comer malvaviscos que no sean hechos en casa.

Ingredientes

⅓ taza agua fría, 1 cucharada + 2 cucharaditas grenetina sin sabor, ¼ taza azúcar glass, ¼ taza maicena, ½ taza agua, 1½ taza azúcar, 3 cucharadas + 1½ cucharadita jarabe de maíz (miel Karo), 4 claras de huevo, 1 cucharadita extracto de vainilla.

Preparación

En un tazón pequeño coloca el tercio de taza de agua fría. Espolvorea la grenetina y deja esponjar.

Mientras tanto engrasa un molde cuadrado de 23 centímetros. Forra con papel plástico y deja un poco de plástico a los lados para que sea fácil desmoldar.

En un recipiente pequeño mezcla muy bien el azúcar glass con la maicena. Espolvorea una capa de esta mezcla sobre el fondo del molde.

Malvaviscos Caseros 1

En una olla mediana combina la ½ taza de agua con el azúcar y jarabe de maíz. A fuego medio lleva a ebullición. Deja que se siga cocinando hasta que el termómetro marque 120°C. Retira inmediatamente del fuego y añade la grenetina. Mezcla para que la grenetina se disuelva por completo.

Coloca las claras en un recipiente, con ayuda de una batidora manual, bate a velocidad rápida hasta que estén esponjosas, opacas y al doble de su tamaño. Reduce la velocidad a media y con mucho cuidado añade la mezcla de azúcar en hilo fino. Añade la vainilla. Aumenta la velocidad y sigue batiendo hasta enfriar, aproximadamente entre 8-10 minutos.

Malvaviscos Caseros 2

Con una espátula vacía el contenido en el molde previamente preparado. Empareja la superficie con la espátula. Espolvorea azúcar glass en la parte superior hasta formar una capa. Deja reposar a temperatura ambiente (sin cubrir), al menos 6 horas o hasta un día.

Cuando esté listo para desmoldarlo, primero espolvorea una tabla de cortar con la mezcla de azúcar glass. Invierte el molde y retira con cuidado el plástico. Corta en cubos de 3 centímetros aproximadamente. Para que sea más fácil cortar, espolvorea constantemente el cuchillo con el azúcar glass. Cuando tengas los cubitos de malvavisco, espolvorea todos los lados con la mezcla del azúcar glass para que no se peguen entre ellos. Almacena en un recipiente hermético.

Degustación

Los malvaviscos caseros son un bocadillo dulce que queda súper esponjoso y suave. Lo mejor de todo es que tiene un sabor delicioso. Lo puedes comer solo o utilizar en cualquier receta que requiera malvaviscos, por ejemplo en un chocolate caliente.

Porciones | 56 (depende del tamaño que los cortes)
Dificultad | Media

En Directo al Paladar México | Sandwiches de nutella y malvavisco. Receta
En Directo al Paladar México | Cereal con malvaviscos en el microondas. Receta rápida

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir