Compartir
Publicidad

Brochetas de plátano cubiertas de chocolate. Receta

Brochetas de plátano cubiertas de chocolate. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el paso del tiempo quizá ya habrán notado que una de las frutas que no puede faltar en mi casa durante todo el año es el plátano, el cual suelo usar todas las mañanas para preparar un batido rápido de plátano y avena, o un smoothie de plátano y moka, pero también, para hacer postres fáciles y rápidos como este mousse de plátano y yogur o los parfaits de plátano, yogur y granola casera.

Es precisamente un postre el que les comparto este inicio de semana, mismo que verán que prepararlo es realmente muy sencillo, y al ser un postre frío, nos viene perfecto para este verano y para consentir a los niños ahora que han vuelto a clases. Se trata de unas deliciosas brochetas de plátano cubiertas de chocolate que estoy segura les van a encantar.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 plátanos maduros, una taza de chispas de chocolate, una cucharada de aceite vegetal o de mantequilla (asegurarse de no usar margarina), nueces, coco o granillo para decorar y palitos de madera.

Cómo hacer brochetas de plátano cubiertas con chocolate.

Lo primero que haremos será** pelar y cortar los plátanos** en rebanadas de un centímetro y las insertaremos de manera horizontal en los palitos de brocheta, colocando de tres a cuatro rebanadas en cada una. Colocaremos las brochetas en un platón y las llevaremos al congelador mientras preparamos el chocolate.

Para fundir el chocolate, utilizaremos la técnica de baño María, procurando que el fondo de nuestro recipiente superior no toque el agua hirviendo. Colocaremos en este las chispas de chocolate y la cucharada de aceite o la mantequilla), y moveremos con una espátula de silicón o de metal hasta que el chocolate se derrita por completo.

Brochetas de plátano cubiertas de chocolate. Receta paso a paso

Nuestro siguiente paso será** bañar las rebanadas de plátano** (que ya tenemos en los palitos de madera) con el chocolate fundido, por ambos lados, para terminar bañando con la decoración de nuestra preferencia. Al estar ya frío el plátano y el chocolate solidificará más rápidamente, por lo que podemos servirlo de inmediato o refrigerarlo por un espacio de media hora.

Degustación

Estas brochetas de plátano cubiertas con chocolate pueden convertirse en esa tentación dulce favorita de nuestra familia, con la ventaja de que está elaborado con fruta, y que además, si utilizamos un chocolate amargo con un alto porcentaje de cacao, estaremos brindando a nuestra familia con una buena cantidad de antioxidantes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio