Publicidad

No son ajos, ni cebollas: los echalotes se están poniendo de moda y acá te decimos por qué

No son ajos, ni cebollas: los echalotes se están poniendo de moda y acá te decimos por qué
Sin comentarios

Quizá los hayas visto y te hayas confundido, pensando que son ajos o cebollas. Pero no son ninguna de las dos. Los echalotes (o chalotas) son bulbos comestibles que pertenecen a la misma familia, la de las Liliáceas, pero que tienen propiedades específicas y un sabor único que los está poniendo de moda en la gastronomía.

¿Cómo identificarlos?

Los verás a simple vista como cebolletas alargadas, más grandes que un ajo promedio. El color de su cáscara es casi siempre salmón o rojizo y su interior, traslúcido y de un rosa pálido apenas perceptible.

Red Shallots 5768 1920 Foto de Pixabay.com

En olor son muy similares a los ajos blancos, son más suaves que las cebollas y en la boca se les percibe con notas dulces, ácidas y picantes. También crecen como cabezas compuesta por varias piezas.

Propiedades nutricionales

Como casi todos los bulbos pertenecientes a la misma familia, éste es rico en nutrientes, como flavonoides y polifenoles. También tiene fibra dietética, vitamina C, A, B6, ácido fólico, potasio, calcio, fósforo y manganeso.

Si, por ejemplo, consumes media taza de echalotes, obtendrás tan solo 56 calorías, 12 gr de carbohidratos, 5 de fibra, 6 de azúcar y absolutamente nada de grasa. Ahora ya sabes qué nuevo ingrediente sumar a tu dieta para ayudarte a perder peso, comiendo delicioso.

Beneficios para la salud

El echalote forma parte importante del catálogo de remedios de la medicina Ayurveda, oriunda de la India. Se le reconocen beneficios antiinflamatorios, tanto para dolores musculares, como por retención de líquidos.

También son antioxidantes, por lo que son auxiliares en el proceso de reducir el daño de los radicales libres y el envejecimiento, y son buenos para la salud del corazón: ayudan a proteger el sistema cardiovascular y a controlar niveles de colesterol.

Si necesitas desintoxicar tu cuerpo, también son buena opción: esto, porque ayudan a eliminar toxinas del tracto digestivo (así como del hígado) y a apaciguar sensibilidades alimentarias (que son tan frecuentes en la actualidad).

¿Cómo usar los echalotes en la cocina?

China 866410 1920 Foto de Pixabay.com

Además de sus propiedades beneficiosas para el organismo, los echalotes son deliciosos y siempre elevan la calidad de las comidas en las que se incluyen. Una de sus mayores ventajas es que se pueden consumir crudos o cocinados, y que no dejan mal aliento. No obstante, también puedes glasearlas para acompañar tus platillos fuertes, y funcionan de maravilla.

Recuerda: van bien en una ensalada, crudos y apenas aderezados; lo mismo que salteados en una preparación inicial de guiso fuerte o incluso horneados sobre una carne de ave o un pescado blanco empapelado.

Si quieres darte un break de las cebollas y los ajos que conoces desde que naciste, los echalotes ya no solo son una sugerencia, sino una invitación formal. Pruébalos, ámalos y tenlos siempre a la mano en tu alacena.

Fuentes: Gastronomía y Cía. | Tubérculos.org | Cocinista | Nutrition Data |

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios