HOY SE HABLA DE

Cómo hacer germinado de lentejas, para ensaladas y guisados saludables

Cómo hacer germinado de lentejas, para ensaladas y guisados saludables
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
17 votos

Los germinados son una de las formas más fáciles y rápidas a las que podemos acceder a una fuente llena de nutrientes. No es para menos, el germinado (o sea, esa transición cuando una semilla comienza a brotar) son un alimento vivo y con un alto valor nutritivo, ya que contiene una mayor concentración de ácidos grasos esenciales y vitaminas, de las cuales podemos beneficiarnos de una forma muy fácil e inmediata.

Los germinados o brotes se pueden sacar de todo tipo de semillas, desde las clásicas de germinado de trigo que podemos encontrar prácticamente en todos los mercados y verdulerías, hasta el germinado de lentejas, que podemos hacer de forma muy sencilla en casa.

Tal vez los germinados de lenteja no son tan comunes como los de soya o trigo, pero deberían serlo, ya que su sabor es insuperable. Tienen un gusto ligeramente dulce, que además recuerda al de los frutos secos. Los puedes consumir en ensaladas, guisados con fajitas de pollo o incluso en una ensalada de atún. Puedes incluirlas en sopas, guisos o como relleno de algún pedazo de carne. O simplemente puedes disfrutarlo en alguna ensalada acompañada con un aderezo o vinagreta.

Eso sí, es importante que los guises al menos de 5 a 8 minutos en un poco de agua (o al vapor) ya que crudos son muy difíciles de digerir. Para que no se ablanden demasiado, debes de colocarlos inmediatamente en un recipiente de agua con hielo, para cortar la cocción.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Lentejas (1 taza)
  • Envase de vidrio (con capacidad de aprox 3 litros)
  • Papel plástico para envolver

Cómo hacer Germinado de lentejas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total
  • Reposo 10 h

Como Hacer Germinado De Lentejas 1

Para germinar las lentejas

  • Para comenzar nuestro germinado de lentejas, el primer paso consiste en lavar las lentejas bien bien para evitar que se cultive algún hongo o bacteria. Tiramos el agua sucia y las dejamos remojando por al menos 8 horas.

  • Una vez pasado este tiempo, colaremos bien el agua y volvemos a lavar las semillas con agua fresca. Las colocamos en el recipiente de vidrio que vamos a tapar con un poco de papel film de cocina.

  • Hazle varios agujeros al plástico, para que a partir de ellos las lentejas tengan ventilación.

  • Coloca el recipiente en un lugar fresco y en el que no le de la luz del sol directamente.

  • Enjuágalas dos veces al día: en la mañana y en la noche. De esta forma evitaremos que se forme alguna especie de hongo o impuresa en el cultivo.

  • Repite este procedimiento durante 4 días o hasta que veas que las hojitas verdes han crecido unos cuantos milimetros.

Para cocinar las lentejas

  • Cuando ya tengas las lentejas germinadas, lávalas nuevamente antes de comenzar con la cocción de las mismas.

  • En una olla grande con agua bien salada y que esté hirviendo, introduce las lentejas. Déjalas cocer por al menos 6 minutos y transfiérelas a un recipiente de agua con hielo y bastante sal.

17 votos
Comentarios cerrados
Inicio