Compartir
Publicidad

Utiliza las cuerdas en tu entrenamiento

Utiliza las cuerdas en tu entrenamiento
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez es más común ver en los gimnasios, un aditamento conocido como cuerdas de batalla, cuerdas de combate, cuerda fitness, entre otros. Las cuerdas se utilizan como un accesorio para quemar grasa y tonificar todo el cuerpo. Si todavía no las conoces muy bien, o no estás seguro de sus beneficios, sigue leyendo para aprender más de ellas.

Las cuerdas que se utilizan para este tipo de entrenamientos son de alta calidad, hechas de algodón resistente y fibra de poliéster. Por lo general, las encuentra ancladas a una pared o viga sólida, y si bien pueden variar en longitud, peso y grosor, todas las cuerdas de batalla tienen el mismo propósito: proporcionar un entrenamiento casi perfecto.

Gym

Debido a que este tipo de cuerdas con súper grandes y pesadas, permiten añadir resistencia a tu entrenamiento, y así trabajar y fortalecer los músculos de varias zonas como el abdomen, brazos, hombros y las piernas. Además al agitar, golpear y zarandear estas cuerdas, no estarás dañando a tu cuerpo como en una actividad de alto impacto. De hecho, un estudio sugiere que realizar un entrenamiento con cuerdas de batalla, de tan solo 10 minutos, se puede considerar un entrenamiento vigoroso.

Según algunos estudios, realizar ejercicios con cuerda de batalla quema alrededor de 10 calorías por minuto, mucho más que una sentadilla. Puedes realizar movimientos en cualquier dirección, ya sea que hagas ondas alternativas, criss-cross, o lado a lado. Lo que convierte a estas cuerdas, de 12 kilogramos aproximadamente, en un ejercicio ideal para ejercitar todo el cuerpo, estabilizar el centro y trabajar la rotación externa del hombro.

¿Qué ejercicios puedo hacer con las cuerdas?

Para utilizar las cuerdas, toma los extremos de las cuerdas y jálala hacia ti. Colócate con los pies abiertos a la altura de la cadera, Doble las rodillas ligeramente y comienza a realizar el ejercicio de tu preferencia. Lo ideal es que hagas un ejercicio durante 20 segundos, descanses 30 segundos y lo repitas en tres sets. A continuación puedes ver un vídeo con varios tipos de ejercicios.

¿Cuáles son los beneficios?

La resistencia que experimentas cuando trabajas con las cuerdas de batalla, es muy diferente a lo que se siente cuando trabajas con los equipos tradicionales como barras y mancuernas. Cuando un peso fijo se baja al suelo, como en el caso de una mancuerna, hay un punto en el que la gravedad y el impulso entran en acción. Esto le da a tu mente y tu cuerpo la oportunidad de relajarse. Utilizar las cuerdas de batalla no es desafiar a la gravedad, pero si se logra crear un efecto de no-impulso conforme mueves las cuerdas a una velocidad suficiente para realizar ejercicios específicos. Esto se traduce en un aumento de fuerza, resistencia muscular y potencia.

Otro factor a considerar es que se trabaja cada brazo de forma independiente, así se elimina el desequilibro de fuerza. Y aunque el movimiento más común es mover las cuerdas de arriba hacia abajo, para obtener todos los beneficios y trabajar diferentes músculos, debes de realizar diferentes movimientos. Por ejemplo, al moverlas de lado a lado, trabajaras las caderas y el core, creando mayor estabilidad en todo el cuerpo.

Cuerda

Reglas básicas para utilizar las cuerdas

Aunque muchas personas utilizan las cuerdas de batallas como el inicio o final de su entrenamiento dentro de un circuito grande. Pero debes de saber que puedes utilizar solamente las cuerdas y entrenar de forma completa. Por ejemplo, puedes hacer cada uno de los ejercicios del video por 10 minutos. Al hacer una misma tarea durante largos períodos de tiempo, le enseña a tu mente a concentrarse y ayuda a eliminar el ácido láctico. También se incrementa el tiempo que tus músculos están en tensión, lo que ayuda a construir fuerza mientras se deshace de la grasa.

Recuerda siempre ajustar la resistencia. La cantidad de holgura en la cuerda determina la carga. Si te alejas del punto de anclaje, disminuirá la intensidad del ejercicio, mientras que dando un paso hacia el punto de anclaje, aumentará. Ajusta la holgura de las cuerdas de acuerdo a tu condición, el objetivo es que puedas terminar una serie, pero que sientas un reto. Si estás haciendo un entrenamiento con cuerdas de batalla, una recomendación es alternar entre dos minutos más cerca del punto de anclaje y un minuto más lejos. Así el tiempo que pasas lejos de la ancla, es recuperación activa.

Así que la próxima vez que veas unas cuerdas en el gimnasio, tómalas y anímate a realizar un entrenamiento súper completo.

Imágenes | John Hilliard | Rennett Stowe | stroopsmma |

En Vitónica México | ¿Sabes la diferencia entre Tabata y HIIT? Aquí te las explicamos
En Vitónica México | Cómo sacarle provecho a tu entrenamiento en caminadora / banda corredora

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio