Publicidad

Pierde saludablemente esos "kilitos de más"

Pierde saludablemente esos "kilitos de más"
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Llantitas, michelines, salvavidas u otros nombres coloquiales que indulgentemente solemos llamarle a la grasa abdominal, pueden causar problemas a la salud a corto y largo plazo. Podemos decir que uno, dos, tres kilos, arriba de nuestro peso saludable, no tienen mayor preocupación, sin embargo 10, 15, 20 y mas kilos son un claro signo de alarma. para no llegar a esos extremos, en esta nota veremos como perder saludablemente esos "kilitos de más".

Cada día que amanece, el número de personas preocupadas por su salud crece. Esto es motivo de celebración, hemos llegado a un estado de conciencia sobre la importancia de comer adecuadamente, hacer ejercicio y otros cambios de hábitos dirigidos a un estilo de vida saludable. Sin embargo uno que otro recordatorio o recomendación, nunca esta de más en este largo y satisfactorio camino de bienestar.

Una de las principales estrategias para mantener la grasa fuera, especialmente la grasa visceral, que es la más preocupante y necesaria a eliminar, es iniciar, mantener o aumentar nuestro nivel de actividad física. La vida sedentaria poco a poco, merma nuestra salud, y claramente se puede observar en la acumulación de grasa corporal.

La explicación del porque es necesario eliminar la grasa abdominal, es que a medida de que crece la cantidad de grasa en esta zona, mayor es el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas por un exceso de grasa. Estamos hablando de enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión arterial, resistencia a la insulina, síndrome metabólico, entre otras.

Cuando hacemos ejercicio, perdemos peso, gracias a la quema de calorías, mejoramos nuestra condición física, fortaleciendo nuestro sistema cardiovascular, aumentamos masa muscular, se reducen niveles altos de colesterol y triglicéridos, así como la resistencia a la insulina.

Una buena noticia es que cuando realizamos ejercicio, lo primero en perderse es la grasa visceral, misma que podemos ver reflejada la perdida en la circunferencia de cintura. 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada son un gran comienzo, aproximadamente 30 minutos, 5 días a la semana. Además es de vital importancia, estar activos la mayor parte del día. Subir escaleras, caminar mas tiempo, usar menos el auto, caminar con el perro, subir mas escaleras, y un largo etcétera, seamos creativos. Una reducción del 3 a 5 % del peso corporal total puede hacer una gran diferencia en nuestra salud.

Para mejores resultados, debemos incrementar la actividad física acompañada de cambios en la dieta. Cuando se hace una reducción de calorías, se consumen mejores opciones de alimentos, incluidos carbohidratos complejos, y se hace ejercicio, la composición corporal cambia, se pierde peso y aumenta la masa muscular.

Por supuesto que perder peso es una cosa, pero mantener esa perdida es otra. Para mantener la perdida de peso, es recomendable enfocarnos en aquellos alimentos que nos hagan sentir saciados, tales como frutas, verduras y cereales integrales.

Otro punto a destacar, es el inevitable, pero controlable, comer emocional. Liberamos nuestras emociones (estrés, depresión, ansiedad, tristeza, aburrimiento, cansancio...) a través de la comida. Cuando tratamos de confortarnos con comida, ocurren dos cosas: nos quedamos con el problema de raíz y consumimos calorías extras.La solución es reentrenar nuestros hábitos y encontrar otras maneras de liberar esa emoción. ¿Se te ocurre una idea de como combatir el comer emocional? Una excelente manera es con actividad física.

Otra manera efectiva manera de cambiar los hábitos alimenticios, es hacer cambios graduales. Podemos hacer una lista de todos aquellas "debilidades alimentarias", es decir aquellos alimentos que nos son tan nutricionalmente correctos como otros, y cambiar poco a poco, reduciendo porción y frecuencia. Un ejemplo es el refresco. Existen personas que sería difíl imaginar sin su botella en mano cada día de la semana. Al termino de esta han consumido varios litros, resumiendose en calorias extras, un consumo excesivo de azúcar, y deterioro de la salud en general. El cambio a realizar aqui es en lugar de consumir una botella de un litro diario, cambiarlo a una de 600 o 500 ml, y poco a poco, al paso de los días, llegar a una cantidad mucho menor, e incluso dejar el vicio y disfrutar de una vaso de refresco de manera esporádica.

El objetivo es crear conciencia de los cambios positivos que queremos lograr en nuestra vida diaria, trabajar para conseguir resultados, sin necesidad de pasar angustias, por el disfrutable camino hacia un estilo de vida saludable.

Imagen | daniel julià lundgren
En Vitónica México | Rutina de cardio para perder grasa abdominal
En Vitónica México | Tu genética puede determinar dónde almacenas grasa

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios