Compartir
Publicidad
Publicidad

Para combatir la resistencia a los antibióticos, necesitamos comer menos carne

Para combatir la resistencia a los antibióticos, necesitamos comer menos carne
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos años hemos escuchado sobre los beneficios a la salud de consumir menos carne: reduce el consumo de colesterol, reduce el consumo de calorías y grasas saturadas, entre otros. Sin embargo una razón que rara vez escuchamos es que el consumo de carne es uno de los principales causantes de la resistencia a los antibióticos. La pregunta es ¿qué relación tienen los antibióticos y la carne? A continuación, encontraras la respuesta.

En los últimos años, las bacterias han desarrollado una preocupante resistencia a los antibióticos. Cuando las bacterias se vuelven resistentes, los antibióticos no las pueden matar, así que los pacientes permanecen enfermos. Conforme más utilicemos antibióticos es más probable que las bacterias se vuelvan resistentes a ellos.

La colistina es un antibiótico con una larga lista de efectos adversos para los humanos, por eso se considera un medicamento de último recurso, sólo se utiliza cuando se trata de una infección resistente a medicinas más seguras. En el 2015, se descubrió una cepa de bacteria E. coli resistente a antibióticos. Cuando se expuso a la colistina, la bacteria E. coli no se murió. La E. coli puede causar infecciones mortales, y la colistina se utiliza para tratar infecciones de E. coli resistentes a otros antibióticos, así que, al no tener efecto, la comunidad médica entro en pánico.

Antibioticos

Si la colistina es un antibiótico que rara vez se usa en humanos, ¿entonces por qué había creado resistencia la bacteria E. coli? La respuesta está en la carne. Algunos ganaderos de cerdo, especialmente en China, utilizaron el antibiótico para evitar infecciones en condiciones de hacinamiento y para ayudar a los animales a subir de peso más rápido. El problema es que está práctica deja restos de colistina en el ambiente, permitiendo que la E. coli evolucione y se vuelva resistente.

Y no sólo es un asunto de China, el 80 por ciento de los antibióticos utilizados en Estados Unidos son para animales sanos de granja. Mundialmente, se estima que se utilizan 131,000 toneladas de antibióticos en la comida y bebida de animales de granja. El problema es que cada vez existe una mayor probabilidad de contagiarse de una infección resistente a los antibióticos.

En 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas convocó una reunión para hablar de la problemática en la resistencia a los antibióticos. Acordaron desarrollar formas prácticas para abordar el problema. La primera es crear regulaciones que limiten el uso de antibióticos en animales para consumo humano, la segunda es poner un impuesto especial en la compra de este tipo de antibióticos.

Costillas

La tercera opción es dejar de consumir tanta carne. Si redujéramos nuestro consumo de carne a aproximadamente 40 gramos de carne al día, podríamos reducir la cantidad de antibióticos usados en un 66 por ciento. Actualmente, un estadounidense promedio consume 280 gramos de carne al día. Por eso algunos sugieren que un límite más realista sería de 170 gramos de carne al día, reduciendo el uso de antibióticos en un 22 por ciento.

Si se combinan estás tres ideas, los expertos estiman que se podría reducir el uso de antibióticos en un 80 por ciento. Pero para lograr esto, lo más importante es que nosotros como consumidores estemos enterados de lo que pasa en nuestra cadena alimenticia, y tomemos acciones que impacten las decisiones de las grandes compañías.

Más información | Popular Science

Imágenes | Cindy Shebley | Global Panorama | verygreen |

En Directo al Paladar México | Cowspiracy, un documental para que te vuelvas vegano
En Directo al Paladar México | Lo que necesitas saber sobre el etiquetado de frutas y verduras

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio