Compartir
Publicidad

Menos sueño, más peso corporal

Menos sueño, más peso corporal
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dormir es una necesidad, pero para muchos dormir 8 horas cada noche parece ser un lujo que por diversos motivos no pueden tenerlo. De acuerdo a la evidencia científica, dormir menos podría tener consecuencias en peso corporal

Cuando dormimos poco, nuestros cuerpos entran en estado de sobrevivencia. Este es un mecanismo evolutivo, en donde menores horas de sueño, se asociaban al peligro o escases. La privación de sueño da origen al desencadenamiento de una serie de respuestas metabólicas para asegurar la sobrevivencia.

Por esta razón estamos mas hambrientos, por lo tanto tendremos mas energía para enfrentar las amenazas. En otros tiempos, esto no tendría que ser un inconveniente, era un mecanismo para seguir vivos, sin embargo en la actualidad, el exceso de calorías conduce a un aumento de peso.

De acuerdo a un análisis de 11 estudios, se encontró evidencia de que la privación del sueño, parece provocar que las personas coman un promedio de 385 calorías extras al siguiente día. No representará mucho, pero los "poquitos" cuentan y si la privación de sueño es frecuente, la suma total repercutirá en el peso corporal.

Los autores de los estudios, mencionan que no solo es el hecho de un aumento en la ingesta calórica, también es la nula compensación en utilizar esta energía extra.

Todos los estudios analizados involucran a participantes que intencionalmente se les restringió su tiempo de sueño a solo 4 horas. Durante la mañana siguiente se les monitoreo constantemente; se observo cuanto comían y cuanta energía gastaban.

¿Por qué la privación de sueño conduce a un aumento del apetito? Los investigadores mencionan, que un cerebro con poco descanso, reacciona mejor a los estímulos por la comida, y los centros del cerebro que responden a la comida están mas activos.

Otra hipótesis, es el desbalance en las hormonas reguladoras del apetito: grelina y leptina. Este desequilibrio provoca una mayor ingesta de alimentos durante el día.

Además de un aumento en el peso, la privación de sueño también afecta la salud cardiovascular, aumenta los niveles de colesterol y triglicéridos, hay riesgo de arterioesclerosis, aumentan los niveles de cortisol y la presión sanguínea.

Solución: dormir ocho horas cada noche, lo merecemos.

Vía | Vox

Imagen | Lauren Hammond
En Vitónica México | La mejor posición para dormir es la postura lateral
En Vitónica México | Razones por las que te sientes cansado aún cuando has dormido bien

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio