Publicidad

Lo que le pasa a nuestro cuerpo cuando consumimos mucha sal

Lo que le pasa a nuestro cuerpo cuando consumimos mucha sal
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Es cierto que nuestro cuerpo necesita cierta cantidad de sodio para sobrevivir, y la forma más común de conseguirlo es a través de la sal de mesa, o cloruro de sodio. Otros alimentos que contienen sodio de forma natural son la leche, los betabeles y el apio. En la actualidad se añaden grandes cantidades de sodio a muchos productos procesados, los nombres más comunes son glutamato monosódico, nitrito de sodio, sacarina de sodio, bicarbonato de sodio y benzoato de sodio.

Pero aparte de darle sabor a la comida, tener niveles saludables de sodio en el cuerpo es súper importante, ya que nos ayuda a mantener la presión arterial en niveles sanos, y al correcto funcionamiento de los músculos y de los nervios. Cada persona reacciona diferente a la sal, pero en general, se recomienda que un adulto saludable no sobrepase los 2,300 miligramos al día (una cucharadita). Las personas con presión arterial elevada no deben consumir más de 1,500 miligramos de sodio al día. A continuación podrás leer lo que le pasa a nuestro cuerpo cuando consumimos demasiada sal.

Pretzels

El cerebro es el encargado de controlar el sistema nervioso central, si se consume mucha sal se pueden dañar o deformar las arterias que van al cerebro, lo que puede causar demencia debido a que el cerebro recibe poco oxígeno y nutrientes. Si una arteria se rompe o se tapa, puede ocasionar un infarto cerebral.

El efecto de la sal en el corazón es parecido al del cerebro, se pueden dañar o deformar las arterias que salen del corazón, lo que puede ocasionar un dolor agudo en el pecho porque el corazón se está quedando sin nutrientes y oxígeno. De la misma forma, si una arteria se tapa o se rompe puede causar un ataque cardíaco.

Galletas saladas

Una de las principales funciones de los riñones es remover el exceso de fluido del cuerpo, filtrando la sangre, para mandarlo a la vejiga en forma de orina. Los riñones realizan este proceso por ósmosis, evaluando el equilibrio de sodio y de potasio. Al consumir mucha sal en la dieta, la cantidad de sodio en la sangre aumenta, destruyendo el delicado equilibrio, y reduciendo la capacidad de los riñones para eliminar el agua. El resultado es una mayor presión arterial debido a la presión que ejerce el fluido extra sobre los vasos sanguíneos, que a su vez puede ocasionar insuficiencia renal.

¿Cómo reducir el consumo de sal?

No te preocupes por la cantidad exacta de sal que consumes, el objetivo es reducir el consumo de sal en la mayor medida posible. Para eso evita los alimentos altos en sal. La mejor forma de evitar la sal es cocinar en casa, de esa forma sabes exactamente la cantidad de sal que se utilizó. Para reducir la cantidad de sal que utilizas al cocinar, recurre a hierbas secas, especias, cebolla, vinagre, jugos de cítricos, entre otros ingredientes para darle sabor a tus comidas.

Chorizo

A la hora de comprar salsas, condimentos, consomés, embutidos, productos congelados, busca la opción reducida en sodio. Hoy en día existen un montón de tipos de sal: sal de mar, sal de ajo, sal del Himalaya, pero recuerda que todas tienen sodio, y debes de tratar reducir su consumo. Si de verdad no puedes vivir sin el sabor de la sal, puedes buscar un sustituto de sal bajo en sodio. La mayoría utiliza potasio en lugar de sodio como ingrediente principal.

Vía | Business Insider

Imágenes | Dubravko Sorić | Windell Oskay | jeffreyw | Javier Lastras |

En Directo al Paladar México | ¿Sal de mar o sal de mesa? ¿Cuál es mejor?
En Directo al Paladar México | Sal y sodio... ¿Son lo mismo?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir