Publicidad

Las ondas cerebrales pueden ser un indicador de la cantidad de anestesia que necesitamos

Las ondas cerebrales pueden ser un indicador de la cantidad de anestesia que necesitamos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Sabemos que la anestesia general se utiliza en las cirugías para eliminar el dolor y la conciencia, pero también hemos escuchado de casos en los que cuando se administra una dosis mayor, los resultados pueden ser fatales. Hoy en día, la mayoría de los anestesiólogos calculan la dosis de anestesia utilizando el método Marsh, el cual se basa en el peso del paciente. Un estudio de la Universidad de Cambridge sugiere que puede haber una forma más precisa para calcular la dosis de anestesia.

Conocer la actividad cerebral entre las regiones del cerebro, antes de que los pacientes sean sedados, podría predecir la respuesta individual a la anestesia. No se puede medir la concentración cerebral de anestesia, sin embargo se sabe que cada persona responde de forma diferente a ese tipo de medicamentos. Para entender qué factores causan que respondamos diferentes, y aprender la mejor manera de dosificar la anestesia, los investigadores utilizaron un encefalograma.

electroencefalograma

Participaron 20 voluntarios, a los cuáles los investigadores administraron propofol, un fármaco usado comúnmente como anestesia, mientras observaban los patrones de actividad cerebral en un electroencefalograma. Los participantes realizaron una tarea sencilla durante el experimento para demostrar su estado de conciencia: tenían que presionar un botón cada vez que escuchaban un 'ping', y otro botón cuando escuchaban un 'pong’. Conforme la cantidad de propofol aumentaba, los investigadores observaron cómo las señales cerebrales de cada participante iban cambiando.

Como esperaban, al alcanzar la dosis máxima, algunos participantes estaban completamente inconscientes, mientras que otras permanecían despiertos y todavía llevaban a cabo la actividad. Después de analizar los electroencefalogramas, los investigadores encontraron diferencias notorias en la actividad de las ondas alfa. De hecho, esas diferencias en las ondas alfa también fueron notorias en los estudios previos a la administración del fármaco. Las personas que presentan mayor actividad en las ondas alfa, requieren mayor cantidad de anestesia.

Imágenes | Clayton Feltran | Jemaleddin Cole |

En Vitónica México | Realizar estudios cerebrales podría ayudar a identificar la depresión
En Vitónica México | Budismo y neurociencia: lo que la compasión provoca en el cerebro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios