Compartir
Publicidad

¿Eres fumador pasivo? Chécate estos impresionantes datos

¿Eres fumador pasivo? Chécate estos impresionantes datos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para todos los que no fumamos, es muy molesto oler el humo del cigarro. Y aunque se ha avanzado mucho en la legislación anti-tabaco, todavía existe una gran exposición a los contaminantes del cigarro en la población. Se estima que 1 de cada 4 personas no fumadoras en Estados Unidos, están expuestos al humo de segunda mano. Y cerca de 2 en cada 5 niños, están expuestos al humo del cigarro.

Se conoce como fumador pasivo, humo de segunda mano o humo ambiental de tabaco, cuando personas que no fuman, están expuestas al humo de un cigarro ajeno o al humo exhalado por un fumador. Aunque estas personas no están inhalando los tóxicos directamente, el humo también es muy dañino. Se estima que al año mueren alrededor de 400 niños y 41,000 adultos, por ser fumadores pasivos.

Cigarro

El humo que sale directamente de un cigarro prendido, tiene mayores concentraciones de cancerígenos y es mucho más tóxico que el humo que exhala un fumador. Además contiene más partículas pequeñas, las cuales pueden entrar fácilmente a los pulmones y dañar las células del cuerpo. El humo del tabaco es una mezcla de gases y partículas; contiene más de 7,000 químicos, de los cuales 250 se sabe que con dañinos y, al menos 69, son causantes de cáncer.

Los productos químicos que contiene el humo de segunda mano, pueden causar síndrome de muerte súbita infantil, infecciones respiratorias, infecciones de oído y ataques de asma en bebés y niños. En adulto se ha visto que sólo el humo, puede causar enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y cáncer de pulmón en adultos no fumadores. El humo de segunda mano, incrementa el riesgo de que una mujer embarazada presente un aborto espontáneo, un bebé de bajo peso al nacer y otros problemas en el embarazo y en el parto.

Areafumar

Las medidas de salud pública que se han tomado para disminuir el humo de segunda mano, es crear ambientes libres de humo, prohibiendo los cigarros en los interiores de lugares públicos como restaurantes, bares y oficinas. Sin embargo, las casas son los lugares de mayor exposición, especialmente para los niños. Sobre todo cuando se vive en departamentos, ya que las personas salen a fumar a las áreas comunes y muchas veces el humo puede entrar a los departamentos.

¿Cómo protegerte del humo de segunda mano?

Si no eres fumador, puedes tomar algunas medidas para minimizar el riesgo de estar en contacto con el humo de cigarro. No permitas que las visitas fumen en tu casa, de la misma forma, no dejes que fumen en tu coche, aunque abran las ventanas. Procura asistir a lugares públicos con zonas bien delimitadas para los fumadores, y sobre todo que tengan buena ventilación.

Fumar

Si eres fumador, ten en cuenta que si es un hábito que a ti te gusta, y estás dispuesto a asumir los riesgos, eso no significa que las personas que te rodean tengan que aguantar tu elección. Se consciente del lugar donde te encuentras antes de prender un cigarro. Recuerda que abrir una ventana, utilizar ventiladores o aromatizadores, no protege a los no fumadores de los peligros del humo de segunda mano. Y por favor, evita fumar cerca de niños.

Vía | Centers for Disease Control and Prevention

Imagénes | Edith Soto | Adrià García | Daniel Duende Carvalho | srgpicker |

En Vitónica México | Fumar agota las vitaminas en tu cuerpo
En Vitónica México | Cómo desintoxicar los pulmones después de dejar de fumar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio