Publicidad

Curiosa técnica mexicana para el tratamiento de los tumores óseos

Curiosa técnica mexicana para el tratamiento de los tumores óseos
Sin comentarios

Doctores e investigadores mexicanos del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), desarrollaron una curiosa técnica para el tratamiento de tumores óseos.

La técnica se denomina Hipertermia Hídrica Controlada (HHC), y consiste en sumergir en agua al hueso afectado en un tratamiento a base de calor, para matar las células cancerígenas. Las temperaturas que se manejan son de entre 40 y 80 grados centígrados. Además es un tratamiento muy económico y sencillo, solamente se necesita agua y un generador de vapor.

Como en la mayoría de los casos de oncología, el abordaje clínico depende del tipo de cáncer y de la situación del paciente. Los doctores del INR utilizan tres técnicas para abarcar la mayor cantidad de casos. Una propuesta, es extraer el hueso afectado, introducirlo en agua caliente (60°C) por 15 o 20 minutos. Después se recoloca el hueso al paciente. Si el estado del paciente no permite la recolocación del hueso el mismo día, el hueso se congela y se coloca una prótesis transitoria. Cuando el paciente está en condiciones, se recoloca el hueso.

Agua hirviendo

Otra opción es realizar una incisión en el lugar donde se encuentra el hueso afectado, introducir una cánula e inyectar vapor de agua a una temperatura de 80°C. La tercera aproximación es realizar una incisión en el área del hueso dañado y sumergir esa área en agua caliente por 30 a 50 segundos. El procedimiento se realiza 4 veces, con intervalos de un minuto para evitar quemar la piel.

La técnica tradicional para tratar el cáncer de hueso, es someter al paciente a quimioterapia. Después se retira el hueso afectado y se coloca una prótesis. Si la extremidad está muy afectada, muchas veces, la única solución es la amputación. Los tumores óseos son más comunes en personas menores a los 30 años.

El doctor Genaro Rico explico que esta técnica empezó a desarrollarse en el INR desde hace 19 años, logrando recuperaciones exitosas en el 80 por ciento de los casos. Al parecer la idea surgió del temazcal, que las culturas prehispánicas utilizaban para curar ciertas enfermedades a través del calor que genera el vapor del agua.

Más información | Secretaría de Salud

Imágenes | Minnaert | ralphunden |

En Vitónica México | El gen de la diabetes, mutación desde los Neandertales En Vitónica México | Angelina creó conciencia sobre el cáncer de mama, pero no sobre las mutaciones genéticas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios