Publicidad

7 beneficios de practicar natación en nuestro entrenamiento.

7 beneficios de practicar natación en nuestro entrenamiento.
Sin comentarios

Como resultado de una lesión menor, hace 3 años empece a incluir la natación dentro de mi entrenamiento aeróbico y hoy, nuevamente lesionada (con esguince tipo II), dedicaré mi tiempo de entrenamiento diario a esta disciplina, dentro de los males el menor y por lo menos perfeccionaré mi técnica. Mucha gente con la que platico del mundo fitness, no sabe a ciencia cierta que beneficios tiene nadar e inclusive minimizan el efecto de su práctica, por lo que en esta ocasión les dejo aquí 10 beneficios de practicar natación como parte de nuestro entrenamiento diario.

  • 1. Aumento del tono muscular
  • Nadar es uno de los ejercicios aeróbicos que mas trabajo hace a nivel tono muscular. Un corredor, por ejemplo, al dar unas vueltas en la pista está moviendo su cuerpo a través del aire, mientras que por el otro lado un nadador se está propulsando a través del agua (que es 12 veces más densa que el aire), esto significa que cada patada y brazada que el atleta realice se convierten en un ejercicio de resistencia y son estos ejercicios de resistencia la mejor manera de tonificar y construir el músculo.

  • 2. Flexibilidad
  • Existen aparatos en los gimnasios que nos ayudan a ejercitar una parte del cuerpo a la vez, sin embargo la natación mantiene al cuerpo completo en movimiento continuo y activo; los brazos se mueven al hacer arcos amplios, la cadera y abdomen trabajan con el movimiento de las piernas, y la cabeza y espalda giran continuamente. Todo lo anterior ayuda a que las articulaciones y ligamentos tengan mayor flexibilidad y se mantengan en buen estado. Además, con cada brazada que se da, el nadador estira su cuerpo, que no solo hace al desplazamiento más eficiente dentro del agua, sino que permite al cuerpo estar en continuo estiramiento y ganar así flexibilidad

  • 3. Haces más, con menos
  • La natación te ofrece algo que ningún otro deporte aeróbico te puede dar, eso es la posibilidad de trabajar el cuerpo con un muy bajo impacto en tu esqueleto, esto significa que al sumergir el cuerpo en agua automáticamente se vuelve mucho más ligero, por ejemplo: cuando el agua te llega hasta la cintura, tu cuerpo está cargando solo el 50% de su peso; en el momento en que el nivel del agua está hasta el cuello, tu esqueleto y músculos cargan sólo el 10% de tu peso, mientras que el agua se encarga del 90% restante.

    Es por eso que la alberca se convierte en un lugar ideal para trabajar lesiones en músculos y articulaciones, activación física en niños y adultos (especialmente en aquellos que sufren de sobrepeso) e incluso tratar pacientes con problemas de artritis.

  • 4. Corazón saludable
  • Es un hecho que la natación además de tonificar los músculos pectorales, tríceps y cuadríceps, ayuda a mejorar el estado un músculo muy importante en nuestro cuerpo: el corazón. No solo ayudándolo a crecer, sino haciéndolo más eficaz en el bombeo y flujo de sangre por todo el cuerpo.

  • 5. Bajar de peso
  • Alrededor de este deporte existe la creencia de que es muy difícil bajar de peso con los ejercicios realizados, ya que el agua, al ser generalmente más fría que nuestra temperatura corporal, convierte la pérdida de peso en una labor casi imposible. Pero esto no es del todo cierto, la natación es ahora reconocida como uno de los ejercicios con la tasa de pérdida calórica más alta y es ideal para mantener el peso corporal bajo control.

  • 6. Disminución en los síntomas de asma
  • A diferencia del ejercicio en ambientes secos, como los que se encuentran en un gimnasio o a los que estamos expuestos cuando practicamos un deporte en un ambiente abierto con temperatura variable, la natación ofrece la oportunidad de trabajar en un entorno húmedo, lo que puede reducir los síntomas asmáticos producidos por el ejercicio. Incluso aquellos deportistas que no presentan problemas respiratorios desarrollan una capacidad pulmonar superior al promedio, además de incrementar el volumen de éstos y desarrollar técnicas de respiración apropiadas, lo cual se traduce en un decremento en la intensidad de los ronquidos del señor o señora de la casa.

  • 7. Menos estrés, más ánimos y un mejor cerebro
  • Hasta el día de hoy, no he encontrado un deporte (¡y miren que he practicado muchos!) en el que al terminar la sesión salga de la alberca tan tranquila, relajada y en paz conmigo misma; esto se debe al efecto secundario más agradable que produce la natación, que es la liberación de endorfinas.

    La natación produce un sentimiento de distensión en el cuerpo muy parecido al que se obtiene cuando se hace yoga, ya que el atleta está en constante estiramiento y relajación muscular combinado con una respiración rítmica profunda. Ese mismo sonido de nuestra respiración mezclada con el chapoteo de nuestro cuerpo en el agua sirve como ejercicio de meditación que ayuda a "ahogar" todas nuestras distracciones aunque sea por una hora.

    Imagen | jayhem En Vitónica | ¿Natación o actividad terapéutica en piscina para tratar una lesión?

    Temas

    Publicidad

    Comentarios cerrados

    Publicidad

    Publicidad

    Inicio

    Explora en nuestros medios