Compartir
Publicidad

Lasaña de pollo y pesto. Receta

Lasaña de pollo y pesto. Receta
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy les propongo una receta de lasaña de pollo con pesto que se puede catalogar como una típica receta familiar que está inspirada en un clásico de la comida italiana al integrar unos de sus platillos tradicionales (como la lasaña) añadiéndole otro de sus ingredientes muy comunes como: el pesto.

A esta lasaña le pondremos pollo que es una carne blanca baja en grasas e ideal por su sabor muy discreto para combinar con un ingrediente tan intenso como el pesto.

Los ingredientes:

Dos pechugas de pollo, una cebolla, dos dientes de ajo, dos cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de harina blanca, 1/2 litro de caldo de pollo, 500g de crema ácida, 200g de pesto, una caja de láminas de pasta para lasaña, 150g de queso rallado (manchego, emmental o gouda), sal y pimienta negra molida.

La preparación:

Poner a hervir las pechugas de pollo por unos 15 minutos y deshebrarlas. Picar la cebolla y los dientes de ajo. Sofreírlos con el aceite de cinco a ocho minutos en una sartén grande y profunda.

Añadir el pollo deshebrado y revolver todo. Agregar entonces el caldo de pollo, la crema, la harina, el pesto, la sal y la pimienta negra al gusto. Mezclar bien otra vez todos los ingredientes y dejar en la lumbre (intensidad media) por unos 20 minutos revolviendo regularmente.

lasaña-pollo-pesto-2.jpg

Engrasar un refractario con mantequilla y colocar un primer nivel de hojas de pasta de lasaña. Verter una parte de la preparación de pollo previamente elaborada: una parte del queso rallado y otro nivel de hojas de pasta. Repetir el proceso hasta terminar con todo el pollo (debería de rendirles para dos a tres niveles). Conserven un poco del líquido de la preparación del pollo para el final.

Terminar con un último nivel de hojas de pasta para lasaña sobre el cual verteremos el liquido sobrante del pollo y queso rallado.

Colocamos en el horno caliente a 140ºC por unos 25 minutos o hasta que el queso esté bien gratinado.

Para una mejor degustación de esta deliciosa lasaña de pollo con pesto, les recomiendo servirla muy caliente con una ensalada y una buena copa de vino.

Directo al Paladar| Pasta al horno con tocino y pimiento. receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio